Inicio arrow Buscador
Agencia Fides, "Situación de los cristianos en países musulmanes", 15.XI.01 PDF Imprimir E-Mail English Spanish
Digg!Reddit!Del.icio.us!meneame!Slashdot!Technorati!StumbleUpon!Newsvine!Furl!Yahoo!Ma.gnolia!
Informe de la Agencia Fides, 15.XI.01.
Después de la masacre en la iglesia de Santo Domingo en Bahawalpur (Pakistán), el pasado 28 de octubre, ha aumentado en todo el mundo el interés por comprender y solidarizar con los sufrimientos de los cristianos que viven en ambiente islámico.. Ha habido tambien quien, partiendo de la masacre, ha tratado de justificar una convivencia imposible de cristianos y musulmanes.

El intento de transformar el conflicto en curso en Afganistán en un conflicto religioso está presente en ambos bandos, la tentación de lanzar una "guerra contra el Islam" aparece aquí y allí en el mundo occidental. Desde sus escondites en Afganistán, Osama Bin Laden lanza sus mensajes e impulsa a los musulmanes a una solidaridad del terror, pidiendo precisamente contrastar la "cruzada" de los cristianos y de los colonialistas occidentales contra el Islam.

El obispo de Multan, Mons. Andrew Francis, en sus declaraciones a Fides que presentamos en este dossier, desafía tales interpretaciones. Hijo de una Iglesia presente en Pakistán antes de la difusión del Islam, muestra que la masacre de Bahawalpur hizo emerger la solidaridad de las comunidades musulmanas hacia los cristianos. Al mismo tiempo, habla de la contribución y del testimonio que los cristianos quieren continuar dando en la soiedad pakistana, también hacia la marea de prófugos afganos que, en busca de paz, hace años que se malviven en los campos de refugiados.

Pero, sobre todas, la más autorizada, se alza la voz del Papa Juan Pablo II que, el 9 de noviembre, en su discurso a los miembros del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, condenó la violencia y el terrorismo como "falsa religión". Y subrayó: "Se ha dicho que asistimos a un auténtico enfrentamiento de religiones. Sin embargo, como he afirmado ya en numerosas ocasiones, ésto significaría falsificar la religión misma. Los creyentes saben que, lejos de hacer el mal, están obligados a hacer el bien, a trabajar para aliviar el sufrimiento humano, a edificar juntos un mundo justo y armonioso" (n. 1).

Los testimonios de los obispos de Asia y de África que presentamos en estas páginas muestran que, detrás de las violencias contra cristianos en los países de mayoría islámica, se esconden muchas veces intereses dictatoriales, económicos, políticos, militares. La guerra en Afganistán no se aleja de este cliché: es el fruto de muchos errores del Oriente y del Occidente: luchas intestinas, conflictos entre potencias regionales, intereses petroleros, desgraciados apoyos al integralismo musulmán. Todo ésto se dice no para escandalizar, sino para concientizarse de que este conflicto, para que pueda ver su fin, necesita una visión más amplia que una "simple guerra al terrorismo" o "entre civilizaciones". El Papa volvió a recordar el 9 de noviembre que "es imperativo que la comunidad internacional promueva buenas relaciones entre personas pertenecientes a diversas tradiciones étnicas y religiosas" (n. 2). De esta visión más amplia forman parte la atención que la comunidad internacional debe prestar a todas las componentes de las étnias afganas, a la pacificación de las tensiones entre Pakistán e India, a la solución de los conflictos económicos entre Rusia, Irán, Estados Unidos y Arabia Saudí, a la libertad de comercio de los países del Asia central, a la garantía de un Estado palestino, al fin del embargo a Irak.

Dicho ésto, no se pueden ocultar las dificultades y los sofocamientos que las comunidades cristianas sufren en los países de mayoría islámica. Las fichas preparadas por la redacción de Fides sobre los países africanos y asiáticos ofrecen un cuadro exhaustivo. Como muestra la intervención magistral del P. Samir Khalil Samir, estas dificultades son específicamente problemas de libertad religiosa:

1) la tentación del Islam de ser omnicomprensivo (religión-sociedad-política) y de marginar social y políticamente a las minorías cristianas y no;

2) el rechazo de respetar la libertad de conciencia, reconociendo al individuo la posibilidad de cambiar de religión. Este último aspecto es dolorosísimo no sólo para los cristianos, sino para los mismos musulmanes.

Con todo eso, aunque en muchos cristianos exista la tentación –o la necesidad- de emigrar, la mayoría de los cristianos quiere continuar testimoniando su fe y el diálogo. Una vez más, el Papa, en el discurso mencionado, dijo: "El diálogo no es siempre fácil ni está privado de sufrimiento. Surgen incomprensiones, el prejuicio puede existir también en el común acuerdo, y la mano tendida en señal de amistad puede ser rechazada. Una auténtica espiritualidad de diálogo debe tener en consideración estas situaciones y ofreecer motivaciones para proseguir, también frente a oposiciones o cuando los resultados parecen mediocres. Se necesitará siempre gran paciencia, porque los frutos vendrán, pero a su debido tiempo, cuando todos los que han sembrado en lágrimas cosecharán con júbilo" (n. 5).

Los testimonios de los cristianos en Pakistán y en las Molucas hablan de esta voluntad de sembrar con lágrimas. Los obispos de Pakistán han dicho que "el sacrificio de los mártires de Bahawalpur no será inútil" y que su sangre podrá "lavar el odio y la violencia de los corazones". En las Molucas, después de dos años de violencias, cristianos y musulmanes trabajan por la reconciliación partiendo del mundo de la escuela y de las universidades. Este aspecto es fundamental. Los talibanes de Osama Bin Laden han apostado mucho por la formación de los jóvenes. Durante años, decenas de miles de jóvenes afganos, pakistanos y de otros países islámicos han recibido gratuitamente en las madrassas (escuelas) de la frontera pakistana, alimentos, alojamiento, cursos universitarios, entrenamiento militar. Para transformar la "guerra de civilizaciones" en "diálogo entre civilizaciones" es necesario que la comunidad internacional no invierta sólo en oleoductos, arsenales militares y libertad de comercio, sino también en educación, para desconectar ese vivero de terrorismo que es la pobreza y la desesperación de mucha juventud en los países pobres.

Una última palabra sobre la presencia de musulmanes en los países de mayoría cristiana. Nuestro dossier trata de los países de misión, donde los cristianos son minoría. No obstante ésto, la intervención del P. Samir Khalil Samir ofrece puntos de partida muy agudos. Los gobiernos occidentales –y quizás también algunas franjas de la Iglesia católica- redujeron siempre el problema de la emigración musulmana a Europa a un hecho puramente económico o de generosidad hacia los pobres. Nunca se sacó a la luz que la inmigración es una cuestión de diálogo entre culturas y religiones. Ésta debe ser preparada y aclarada, pues, en el extranjero y en los países anfitriones para que la hospitalidad de otra cultura y religión no sofoque la cultura anfitriona. Es necesario, pues, que los gobiernos creen estructuras para la integración cultural, pero es necesario también que los occidentales y los cristianos no olviden testimoniar las raíces religiosas de su cultura, de su empeño y de su trabajo, incluído ese en favor de los musulmanes. Bernardo Cervellera




ISLAM/CRISTIANISMO - La misión de los cristianos para no sofocar bajo el Islam y el terrorismo

Entrevista al P. Samir Khalil Samir, SJ, Profesor en Roma y Beirut

Roma (Fides) – El P. Samir Khalil Samir, jesuita egipcio, nació en 1938 en El Cairo, se formó en Francia y, desde hace más de 25 años, enseña en el Pontificio Instituto Oriental (PIO) de Roma. Vivió 7 años en Egipto, enseñando y trabajando como encargado del desarrollo social y de la alfabetización de las aldeas. Actualmente, ademásde enseñar en el PIO, está empeñado en Beirut (Líbano) en la enseñanza islamo-cristiana, enseñanza que imparten dos enseñantes: uno cristiano y otro musulmán, ambos profesores de ambas religiones. Su comentario: "Este trabajo en común es importante. No hay nada que enseñes que el otro no escuche. Esto evita lenguajes ambigüos y dobles". Por estudio y experiencia, el P. Samir es uno de los máximos expertos en relaciones entre el cristianismo y el islam. Presentamos la transcripción casi integral de la conversación que tuvo con Fides:

Cristianos en ambiente de mayoría musulmana, ¿qué dificultades tienen y cuáles las razones de las discriminaciones que sufren?

Parto de mi experiencia egipcia y libanesa, donde vivo. La primera dificultad es que el Islam es a la vez política y religión, sin posibilidad de separación. Esto lleva consiguientemente a la idea de un Estado islámico, a que en todos los particulares se aplique la sharia islámica, la ley civil inspirada por el Corán, en los dichos y hechos del Profeta y de la tradición musulmana de los primeros cuatro siglos: ésto constiuye una gran dificultad en afrontar la modernidad. La referencia a tal pasado es, en efecto, difícil: otra cultura, otro contexto, en el que el pluralismo no era un principio, sino sólo un hecho esporádico.

La segunda dificultad es la omnipresencia del Islam en la vida. En Egipto, dondequiera vayas oyes la radio que predica y canta el Corán: en el autobús, en el taxi, en la calle: las noticias, los filmes de la TV son interrumpidos 5 veces al día para la oración. Los niños reciben la enseñanza coránica, aprenden el Libro de memoria (con la excusa de ser una buena base para la lengua). Por la mañana, tanto en las escuela como en el cuartel, se comienza con un encuentro de 10 minutos para un comentario islámico de la situación, o para narraciones de la historia islámica. Todas las materias de enseñanza hacen referencias al islam. Algunos cursos históricos lo hacen de manera todavía más insistente.

El Islam influye también sobre las costumbres: si dos jóvenes caminan dignamente de la mano por la calle, sucede un accidente. Si un cristiano lleva la cruz al cuello, los fundamentalistas se la arrancan, con frecuencia con la fuerza.. Esto sucede menos ahora, pero sólo porque los cristianos se auto-censuran para prevenir enfrentamientos. En la Universidad, casi sistemáticamente, los exámenes son en Pascua o en Navidad. Los cristianos pueden tomarse vacaciones esos días, pero, a causa de los exámenes, no pueden dejar la universidad.

Hay, pues, una omnipresencia del Islam, que es su característica y su fuerza. El Islam es din, wadunya, wa-dawla: religión, sociedad y política. Penetra incluso en las cosas mínimas. Bajo la influencia de la Arabia Saudí, que controla la distribución de las películas en el mundo árabe, el cine se hace cada vez más islámico. Los directores reciben reglas precisas: las mujeres deben estar veladas, en el film se debe escuchar varias veces la voz del muezín; los periódicos tienen siempre una o varias páginas dedicadas a la enseñanza islámica, etc. Toda esta situación hace difícil incluso la respiración para el cristiano.

La vinculación entre religión, sociedad, cultura, no es un mal de por sí…

No, pero este estilo de vida no deja espacio, es invasor. Y los musulmanes dicen: "¿Por qué os lamentáis? Nosotros somos la mayoría. En los países democráticos es la mayoría la que decide". Pero una cosa es la mayoría política y otra la religiosa. La política es contingente, puede cambiar con una elección, está ligada a las personas. Las religiones, sin embargo, son más permanentes: no se cambian fácilmente. Esto hace que este estilo de vida islámico sea opresivo. El problema es que este estilo opresor no está codificado por leyes. Y así, los occidentales dicen a los cristianos de Oriente: "¿Por qué os lamentáis? ¡No hay leyes opresivas!".

Otro hecho muy pesante, no escrito en las Constituciones, es la discriminación en el trabajo. Esto sucede ya desde hace decenios. Algunos sectores, como la ginecología, están prohibidos a los cristianos. Antiguamente, los ginecólogos eran casi todos doctores cristianos. Ahora, dado que los cristianos –con manos "impuras"- no pueden tocar a las mujeres, la casi total mayoría de ellos es musulmana. En el sector militar, un cristiano puede llegar sólo a un cierto grado. Si asciende demasiado, aunque tenga 40 años, se prefiere jubilarlo antes que ascenderle. Si busca trabajo, en base al nombre se descubre que uno es cristiano o musulmán y, entonces. Se dice a los crisatianos: Lo siento, no tenemos trabajo. Si llega un musulmán, se encuentra un puesto.

¿Y la libertad de convertirse de una religión a otra?

Este elemento es absoluto. Según la enseñanza tradicional islámica, la apostasía es condenada con la pena de muerte, con frecuencia conmutada en cárcel. También en países liberales, como el Líbano, es imposible abandonar el Islam. En el Líbano, si una mujer musulmana se casa con un cristiano, no puede abandonar el Islam. Si una mujer cristiana se casa con un musulmán, la ley coránica prevé que la mujer permanezca siendo cristiana. Pero, si lo hace, por ley no puede heredar. Los hijos, aunque estén bautizados, son oficialmente musulmanes.

El Islam parece, pues, una religión totalizante…

El Islam es una fuerza asimiladora en sentido único: se estimula el ingreso, pero se impide la salida. En Egipto, los cristianos –al menos el 10% de la población- para construir una iglesia deben pedir permiso directamente al Presidente de la República, además de otros permisos y condiciones, que se obtienen sólo con gran dificultad. Y pensar los cristianos no piden nada al Estado: ni ayudas económicas, ni terreno, etc. (a diferencia de lo que sucede en Europa con los musulmanes). Al final, gran parte de las iglesias que se han construido, se hicieron aprovechando apoyos, trucos legales, usando terrenos lejanos de la ciudad, etc.

¿Está creando la guerra en Afganistan dificultades a los cristianos, y cuáles perspectivas abre?

Esta guerra, para mí, es un error. No quiero entrar en política, pero, si el objetivo de esta guerra es eliminar el terrorismo, está produciendo precisamente lo contrario: está estimulando un terrorismo todavía más fuerte. Millones de musulmanes, que antes no eran simpatizantes de Bin Laden, sienten ahora el deber de soldarizar con su terrorismo. Y después, aunque los Aliadoss consigan detener al grupo de terroristas en Afganistán, ese mismo día nacerán decenas de otros grupos. Esta guerra sirve al máximo para vengarse o desahogarse, pero no para eliminar el terrorismo.

¿Es Osama Bin Laden un verdadero representante del Islam?

El atacar ciegamente y a cualquier no es algo representativo del Islam, pero los principios recordados por Bin Laden crean un vastísimo eco en el mundo islámico. Recuerdan principios tradicionales del Islam, enseñados corrientemente. Hay que hacer notar, en efecto, que el terrorismo no es extraño al Islam, como con frecuencia se repite por "buenismo". El terrorismo islámico, o mejor la violencia islámica, tiene su raíz en el Corán y en la Sunna, es decir, en la práctica del Profeta. Los textos coránicos favorables a la violencia son numerosísimos (yo he contado al menos 75). Los no violentos son muchos menos y pertenecen al período más antiguo. En el Islam vige el principio interpretativo por el que las últimas revelaciones borran las precedentes. De tal modo, quien promueve un régimen islámico basado en el Corán y en la Sharia tiene las cartas en regla: la guerra, en casos definidos por el Corán, es una obligación de todo musulmán. Mahoma, en sus 10 últimos años de vida en Medina, llevó acabo al menos 19 guerras, una práctica habitual. Por eso, es falso decir que en el Corán no existe la guerra, sino sólo paz. Hay un principio de guerra, pero con reglas (como sucedía en el derecho romano): no en cualquier momento, no en ciertos períodos, no con algunas personas…Pero cuando hay que defender los derechos de Dios –oposición al Islam o el peligro de una rebelión- la guerra es una obligación. Todo ésto hace la tradición islámica muy ambigua. Y tal ambigüedad va dicha y afrontada. Hay que afrontar también el problema de la incredulidad. El Corán admite un espacio para los no musulmanes (cristianos y hebreos), pero no para los incrédulos, ateos y animistas. En lugar de dialogar con claridad sobre éstos, se esconden. Algunos dicen: "El Islam es sólo violencia", y ésto no es verdad. Otros dicen: "Islam quiere decir sólo tolerancia y paz", pero ésto es también falso.

¿Qué espacio y qué seguimiento tiene el Islam liberal?

Pienso que la mayoría de los musulmanes es moderada. En el Islam árabe –que conozco mejor- la mayoría de los musulmanes desea vivir en paz con todos, con la libertad de practicar la propia religión. El problema es que algunos insisten –según la tradición- en establecer un régimen islámico, con un gobierno que garantice la práctica religiosa islámica.

En esta división entre el Islam moderado y el fundamentalista, ¿no juegan también un papel las motivaciones económicas y políticas?

Los fundamentalistas pretenden la aplicación literal de las leyes del Islam, como eran concebidas por el mismo Mahoma. Su pretensión es fundada, pero la mayoría musulmana se orienta ya hacia una relación menos rígida entre política y religión. Casi todos los países musulmanes tienen leyes inspiradas en las occidentales, modificadas allí donde eran incompatibles con el Islam. Los fundamentalistas idealizan como modelo el período de Mahora y de los 4 califas, pero esta aplicación radical del Islam no existió nunca. Según el Corán, quien no cree en Dios no tiene opción: o cree en el Islam o es eliminado. Pero ésto no fue nunca aplicado. Todas las veces que el Islam se encontró con otras religiones, con el zoroastrismo en Persia, el hinduísmo en India, no eliminó a todos, sino que encontró un camino de salida, haciendo leyes (fatwa) que asemejaban a estos fieles a los cristianos o a los hebreos. En todo caso, junto a un Islam moderado, hay otro "inmoderado", que mezcla religión y política. Este Islam fundamentalista quiere tomar el poder a toda costa. Su diseño es ante todo derrocar a los regímenes musulmanes apoyados por el Occidente, que son considerdos "traidores". Si preguntamos: ¿Dónde están los regímenes islámicos soñados por los fundamentalistas? ¿En Arabia Saudí? No, dicen, ese es el peor régimen porque ha traicionado los principios de Mahoma. ¿En Irán? No, porque hay una base pre-islámica pagana que corrompe todo. En la práctica, el ideal fundamentalista es una utopía inexistente que, sin embargo, hace imposible la convivencia.

En Europa e Italia aumenta la presencia musulmana y la convivencia a veces sufre…

En Europa un musulmán puede practicar su religión sin problemas. Quien dice que hay problemas –y son sobre todo los europeos convertidos, muy celantes- tiene otro objetivo: difundir el Islam poniendo en dificultad a otras religiones. Es absurdo pretender que en una escuela se deban interrumpir las lecciones para la oración musulmana. Esto no se hace en ningún país islámico. O interrumpir el trabajo en la fábrica para la oración. Pero también en Egipto se hacen pausas, períodos de descanso, rezando dentro de este período, aunque no sea la hora exacta. No se puede pedir al Estado cambiar las reglas de vida y de trabajo: garantizar la práctica de las religiones no es cometido del Estado. Los juristas musulmanes pueden emanar un fatwa para permitir la oración en horas no canónicas. Aprovechándose de la ignorancia de la gente en Europa, los musulmanes pretenden cada vez más. Por consiguiente, los países que los reciben se impacientan cada vez más, y reaccionan. En Europa, gente que antes era muy tolerante, se está convirtiendo ahora en racista. Pero ésto sucede porque ven que los musulmanes son el único grupo de pretensiones sin fin. En Italia, por ejemplo, los inmigrados musulmanes son el 30-33% de todos los inmigrados. Todos los demás, filipinos, cingaleses, peruanos… no pretenden nada en nombre de su religión, viven tranquilos. Sólo los musulmanes tienen pretensiones. ¿En nombre de qué? Sólo porque, en su mentalidad, la religión y la política estan unidas. Un filipino que llega a Italia no pretende que haya una iglesia filipina. Los coptos, que ayunan al menos 200 días al año, sin comer ni beber nada, nunca han pedido en ningún país del mundo facilitaciones: el ayuno es un asunto personal. En cambio, para el Islam, ésto es un asunto de política y, por tanto, de poder. Con esta posición se corre el peligro, por fuerza, de un enfrentamiento.

Frente a la polarización entre cristianismo e islam, ¿cuál es la misión de los cristianos?

Ante todo, no dejarse llevar por la emoción. En Italia hay cerca de 600.000 musulmanes. Éstos no son malos desde el 11 de septiembre. Debemos continuar conviviendo, a condición de que los europeos sean conscientes de su identidad y de sus valores sobre la persona humana, sus derechos, la igualdad entre hombre y mujer, la distinción entre religión y política. Estos son valores absolutos, humanos: fueron sacados a la luz por el Occidente, gracias a la tradición judeo-cristiana, pero valen para todos. Hacer compromisos sobre ésto es malo, porque bloquea también el desarrollo del islam. La mayoría de los musulmanes desean los derechos humanos, el respeto de la persona, una distinción de poderes, la libertad de hacer opciones individuales. Desgraciadamente, la pérdida de identidad por parte del Occidente hace mal también a los musulmanes, porque les hace sentir inseguros.

Hay una misión más específica para los cristianos. Los musulmanes desean hoy la modernidad y, al mismo tiempo, la temen. Los fundamentalistas adquieren las técnicas modernas, pero rechazan la mentalidad moderna. Ésta les parece atea, antirreligiosa (y, en cierto sentido, lo es). El cometido de los cristianos es mostrar que la modernidad es compatible con la fe. Se puede ser al mismo tiempo creyentes y modernos. Entonces, la vida cristiana se convierte en un modelo aceptable, también para los musulmanes, como individuos y comunidad.

Una última responsabilidad de los cristianos es ofrecer los valores del Evangelio, válidos para toda la humanidad, sin hacer proselitismo, pero sin esconderlos. La alegría de vivir y la solidaridad de los cristianos no viene del Occidente, sino del Evangelio. Esto es lo que esperan los musulmanes. Un musulmán, también el más moderado, permanece siendo un creyente. Cuando viene al Occidente, piensa encontrar otros creyentes y permanece bajo shock porque no los encuentra, o no los ve. El musulmán quiere encontrar el Occidente no sólo en la técnica o en la comida, sino también a nivel de fe. Si, por ejemplo, la Caritas que trata con los migrantes musulmanes organiza sólo distribución de alimentos, sin hacer percibir la fuente de esta generosidad y disponibilidad, falta algo esencial. En tal caso, incluso el ofrecer alimentos y hospitalidad puede ser un contra-testimonio. Quien va a la Caritas debe poder encontrar el corazón amoroso del que nace toda esta generosidad, según el ejemplo de las religiosas de Madre Teresa. Si triunfa sólo la organización, los musulmanes pueden blandir todo esto diciendo: Son más ricos que nosotros; es claro que pueden hacerlo… Nos devuelven lo que nos robaron en el período colonial…

¿Hay instrumentos políticos para ayudar a la convivencia islamo-cristiana?

Sí, sobre todo en el momento de la acogida en los países europeos. No debe dominar sólo la petición de los empresarios europeos, la necesidad de mano de obra. Es necesario ayudar a los musulmanes a comprender las reglas europeas de convivencia. El Estado debe prever infraestructuras para acoger a los miles de migrantes en Europa y en los países de su proveniencia. En los países de proveniencia (Norte de África, Albania, etc.) se necesitan cursos de integración para la convivencia, según un proyecto claro. La multiculturalidad no es esa por la que cada uno llega y se las arregla como puede. Esta multiculturalidad salvaje crea solamente ghettos, sin ningún contacto. Una verdadera multiculturalidad presupone un proyecto en el que hay una cultura dominante (la leitkultur, como dicen los alemanes, pero la palabra fue acuñada por un tal Ghassan Tibi, politólogo palestino musulmán), en torno a la cual se enganchan las otras culturas, que interactúan con la principal, se enriquecen y enriquecen. Es como una polifonía: hay una melodía principal, en la que se integran las otras voces. La obligación del país receptor es aclarar su cultura fundamental. En estos días se habla del crucifijo expuesto en las escuelas de Italia. Una maestra lo quitó como señal de respeto hacia un escolar musulmán. Esto es violencia. Un crucifijo es un dato importante en la cultura italiana. Si yo me siento oprimido, tengo problemas con mi identidad, no con el crucifijo. En Navidad, en las escuelas –siempre "por respeto"- se intenta eliminar toda referencia al nacimiento de Jesús. En cambio, para el Ramadán, se ofrecen todas las explicaciones del caso. Todo esto demuestra que Europa, e Italia en particular, sufren la falta de identidad. Para alguno existe la voluntad de vengarse de la cultura cristiana usando el Islam. (Fides 13/11/2001)




PAKISTÁN - "Los terroristas pro-talibanes causarán todavía víctimas entre los católicos"


Entrevista a P. Patras, párroco de la iglesia lugar de la masacre

Bahawalpur (Fides) – Los funerales por las víctimas de la masacre en la iglesia de St. Dominic fueron celebrados la tarde del 29 de octubre. Informa el P. Roque Patras, dominico de 40 años, y desde hace 5 al frente de la parroquia de Santo Domingo: "A eso de las 8,45 de la mañana del 28 de octubre, al final de la oración, cuando el Pastor Emmanuel estaba despidiéndose de la comunidad, llegaron 5 personas en 2 motocicletas comenzando a disparar contra los polícias de guardia en la puerta. Uno de ellos fue asesinado y el otro herido. Después entraron en la iglesia y comenzaron a disparar, asesinando a 17 personas: 6 mujeres, 6 hombres –incluido el policía- mencionado y 5 niños. Mientras me estaba preparando para la Misa oí gritar y llorar. Fuí a la puerta de la iglesia y ví a algunos niños que huían y a un cristiano que asistía al policía herido. Todo sucedió en pocos minutos y los asesinos consiguieron huir. Todos los fieles y los católicos que llegaban para la Misa se ocuparon de los heridos y de los muertos". Y P. Patras responde a algunas preguntas de Fides:

¿Hay alguna vinculación entre los bombardeos de Afganistán y esta masacre?

Absolutamente sí. En Pakistán hay muchos grupos fundamentalistas islámicos ligados a redes terroristas del Kashmir y de Afganistán. En todos estos años, cuando algún país musulmán fue atacado por las potencias occidentales, los cristianos de Pakistán pagámos las consecuencias: asesinatos, torturas, sufrimientos… Sucedió así durante la guerra del Golfo, hace 10 años. Y hace 4 años una aldea cristiana fue totalmente destruida.

¿Han recibido solidaridad de la comunidad musulmana?

Las personas de aquí nos están muy cercanas. También la administración pakistana siente mucho lo sucedido. Nos ha visitado también el Ministro para las Minorías Religiosas, el Dr. Ghalib Ranjha. Los fundamentalistas son un exiguo grupo. La mayoría de la población nos ha dado el pésame y mostrado solidaridad.

¿Piensa que la Iglesia estaba protegida suficientemente?

Había sólo dos guardias. No era mucho, pero toda la situación de Pakistán está patasarriba por la tensión. Y el ataque fue tan imprevisto…

¿Por qué los fundamentalistas pakistanos, para protestar contra los ataques americanos a Afganistán, matan a otros pakistanos?

Porque dicen: así como los cristianos de América, de Gran Bretaña y de Francia están bombardeando a nuestros hermanos del Islam, así también nosotros matamos a sus hermanos cristianos. Ha sido siempre así aquí, en Pakistán. Temo que en el futuro será siempre peor. El gobierno está dispuesto a protegernos, pero hay muchísimas situaciones de tensión en el país, manifestaciones contra el gobierno… Temo que habrá aún muchas víctimas entre los cristianos.

El Superior provincial de los dominicos en Pakistán, P. James Channan, visitó inmediatamente a la comunidad de Bajawalpur. Dice a Fides: "Es algo profundamente triste el que pocos terroristas traten de desestabilizar al Pakistán. Esta mañana han realizado una verdadera masacre. Estos terroristas son una minoría y pro-talibán. Son anti-americanos. Y dado que los americanos son cristianos, su blanco son los cristianos del Pakistán. Pido a las autoridades que hagan justicia y arresten a los terroristas. Estamos pidiendo a todos que mantengan la calma, pero no nos dejamos dominar por el odio. Piense que, precisamente aquí, en la parroquia de Santo Domingo, el vice-párroco es un americano, el P. Jim Nuttal. Tiene 65 años y, desde hace 30, trabaja en este país". (Fides 13.11.2001)




PAKISTÁN - Los Obispos piden paz y unidad para el país

Islamabad (Fides) – Condena del terrorismo, agradecimiento al Papa, a las autoridades civiles y a la comunidad musulmana por la solidaridad demostrada, esperanza de un futuro de paz, son los puntos principales de la Carta pastoral de la Conferencia Episcopal pakistana, escrita después de la masacre de Bahawalpur, el pasado 28 de octubre, que causó la muerte de 16 cristianos y varios heridos de gravedad, uno de llos fallecido pocas horas después.

Los Obispos invitan a la comunidad cristiana a celebrar ritos de sufragio por las víctimas de la masacre y recuerdan que Cristo no predicó venganza, sino perdón. Dice la Carta: "Estámos profundamente preocupados por el sufrimiento del pueblo de Afganistán y rezamos para que se pueda restablecer pronto la paz en el país. Al mismo tiempo, las organizaciones caritativas cristianas están haciendo todo lo posible para prestar asistencia humanitaria a los refugiados afganos y a los desplazados internos de Afganistán. Exhortamos a todos a contribuir al fondo instituido por el Presidente para ayudar a los prófugos".

Reconociendo que Cristo es la única fuente de paz, el Episcopado pakistaní invita a los fieles a recitar el rosario en familia y a ofrecer cada día oraciones especiales. Y concluyen: "Creemos fuertemente que el sacrificio de los mártires de Bahawalpur no será inútil y rezamos con fervor para que su sangre pueda lavar el odio y la violencia de los corazones de toda la población de nuestro país, de modo que aprendamos a trabajar por el progreso, la prosperidad y la paz de Pakistán".

Los Obispos ofrecen asimismo algunas directivas pastorales al clero y a los religiosos, en las que les exhortan a evitar los lugares más peligrosos, invitándoles a no exponerse demasiado, dejando un rol más activo a los catequistas laicos. Les recomiendan también prudencia en las entrevistas a la prensa y mayor atención a la seguridad durante las celebraciones litúrgicas. Se invita a instituir en cada diócesis una unidad de emergencia para recibir y verificar todas las noticias de desórdenes. Esta unidad debe mantenerse en contacto con las fuerzas de policía, hospitales, bomberos. Y añade: "Las celebraciones y homilías deben despertar paz, esperanza y testimonio de los valores del Evangelio. Utilizad la Misa por la Paz y aquella para los tiempos de desórdenes civiles que se encuentran en el Misal Romano".

Una firme condena del terrorismo y de la masacre de Bahawalpur fue expresada también en un comunicado conjunto de los representantes de las Iglesias católica y protestante pakistana. El texto lanza un fuerte apremio a la unidad: "Los Obispos cristianos invitamos a la entera nación a manifestar un sentido de plena unidad y solidaridad en este tiempo de prueba que atraviesa hoy el país. Dejemos las diferencias y seamos un sólo pueblo sin diferencia de casta, clase, color o credo. Somos llamados a responder a la crisis actual con la fe y, llenos de espernza, debemos esforzarnos por construir, dondequiera vivamos y trabajemos, la civilización del amor en nuestro país. (Fides 13/11/2001)




PAKISTÁN - Mons. Francis: los cristianos entre el temor y la esperanza después de la masacre

Islamabad (Fides) – Se define "obispo para el diálogo interreligioso". Mons. Andrew Francis, 55 años, obispo de Multan, tiene una agenda densa de empeños en estos días. Bahawalpur, donde el 18 de octubre tuvo lugar la masacre de 16 cristianos, se encuentra en su diócesis. Mons. Francis pasa contínuamente de Islamabad, donde tiene contactos con la Nunciatura Apostólica y con el Catholic Relief Service, a su diócesis. Hace contínuas visitas pastorales a los fieles, manteniendo vivas también las relaciones con líderes e intelectuales musulmanes. Es miembro del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Dice: "Ante todo, a través de Fides, quiero expresar un sincero agradecimiento al Papa de parte de la población cristiana y musulmana de Multan por su cercanía. Enviando a Mons. Joseph de Cordes, de Cor Unum, el Papa ha ayudado a disminuir la tensión y a devolver la esperanza al país. El mensaje del Santo Padre para el funeral de las víctimas de Bahawalpur conmovió a todos, cristianos y musulmanes". Fides ha entrevistado a Mons. Francis para comprender cómo vive la comunidad cristiana en Pakistán:

¿Cuál es hoy la situación de la comunidad cristiana en su diócesis?

Entre los fieles del área de Bahawalpur hay mucho temor. Continúo haciendo visitas pastorales para asegurar a la gente y llevar mensajes de paz y confianza: Jesús está con nosotros también en el dolor y nos concederá la paz. Como obispo y como cristiano estoy llamado a reafirmar mi fuerte fe en Cristo y la obediencia al Santo Padre, así como a la enseñanza de la Iglesia que nos mantendrá unidos unos a otros.

¿Cuáles son los sentimientos de la comunidad musulmana?

Hay gran solidaridad. El gobierno de Pakistán presentó inmediatamente su pésame después de la tragedia. El Presidente, los Ministros federales, el gobierno de Punjab, nos han sostenido en este momento doloroso. La comunidad musulmana, los ulemas, las asociaciones profesionales, los estudiantes, todos nos han pedido perdón. El país entero ha apreciado que el obispo de Multan no haya lanzado acusaciones, sino que se haya hecho embajador de paz, reconciliación y perdón. De tal modo ha aumentado nuestra fuerza moral. La participación de la entera comunidad musulmana es una gran esperanza para el futuro del país. También la gente común mostró gran tristeza, condenando a los extremistas. La gente reservó un aplauso abierto al paso de la procesión fúnebre que acompañaba los restos mortales al cementerio. Por ésto, mi agradecimiento a todos. No obstante las dificultades del presente, confiamos poder continuar nuestra vida cristiana en el futuro.

¿Cómo son las relaciones entre las dos comunidades?

La Comisión para el diálogo islamo-cristiano se esfuerza en mejorar las relaciones con los musulmanes. Debemos rezar para detener la guerra en Afganistán: de ésta deriva la reacción contra los cristianos. No soy un político, pero rezo por la paz y espero en un futuro pacificado para el mundo. Hay que ser prudentes, pero no desanimarse. Muchos musulmanes están jugando un papel importante para rebajar la tensión. Sabemos que el perdón y la reconciliación son más fuertes que la violencia. Soy un "obispo para el diálogo islamo-crstiano": el Papa me ha nombrado miembro del Pontificio Consejo que trabaja en este campo. He redoblado mi trabajo para mantener los contactos a nivel de base y hacer que se encuentren ambas comunidades, compartiendo los valores de la paz, reconciliación y armonía. Estoy convencido de que el sacrificio de los mártirtes de Bahawalpur no será inútil. Creo que, en tiempo de tribulación, Dios está con nosotros.

¿Qué pide a los gobiernos occidentales empeñados en la guerra?

Como hizo el Santo Padre, pedimos a los líderes políticos del mundo que no usen sólo la lógica de la fuerza, sino la del diálogo, y que trabajen por la reconciliación. En el mundo y en Pakistán no hay un enfrentamiento de civilizaciones: no hemos cambiado después del 11 de septiembre. Pero sólo Dios conoce el futuro.

¿Cuáles son sus próximos empeños?

Estamos tratando de encontrarnos también con los fundamentalistas y promoviendo la oración y reconciliación en la diócesis de Multan. He pedido al clero que celebre la Eucaristía fuera de las iglesias, testimoniando públicamente la fe. He escrito una carta pastoral para reafirmar nuestra voluntad de paz y de perdón. Los cristianos del Sur asiático estámos experimentando que el Papa es un símbolo de unidad. Y pido para mi país la intercesión de la Virgen María, Reina de la Paz. (Fides 13/11/2001)




ÁFRICA - Los Obispos: "El peligro es el extremismo"

Roma (Fides) - El peligro es el fundamentalismo, no la religión islámica, opinan tres Obispos africanos contactados por Fides que viven en países con una fuerte presencia musulmana. Dice Mons. John Njue, obispo de Embu (Kenia): "En Kenia, las relaciones entre musulmanes y cristianos son muy cordiales. Hemos trabajado juntos, por ejemplo, sobre el problema de la revisión de la Constitución. Como Iglesia católica hemos explicado que el proceso de revisión constitucional debe involucrar a todos, no sólo al Parlamento. Protestantes y musulmanes apoyaron inmediatamente nuestra posición". Según Mons. Njue, los bombardeos sobre Afganistán no han provocado tensiones particulares en Kenia, fuera de alguna manifestación de musulmanes.

Otro país donde hay buenas relaciones entre cristianos y musulmanes es Uganda, como confirma a Fides Mons. John Baptist Odama, arzobispo de Gulu, que no ve peligros de enfrentamientos religiosos: "Hay un sentir común sobre argumentos como la paz y la educación. Esto se constata particularmente en mi zona, Gulu, que se encuentra en el Norte de Uganda, en la frontera con Sudán. Aquí los líderes religiosos han creado iniciatias comunes por la paz. Hemos constituído un grupo religioso interreligioso con obispos católicos, anglicanos y Cadí musulmanes". También en Tanzania hay un diálogo constructivo entre cristianos y musulmanes, como dice Fides Mons. Josaphat Louis Lebulu, arzobispo de Arusha: "Tanto los cristianos como los musulmanes rechazan el terrorismo y cualquier vinculación entre terrorismo y religión… Cristianos y musulmanes firmaron en el libro de pésames por las víctimas de los atentados en los Estados Unidos; entre los firmantes figura el vice-presidente que es musulmán. El líder de una de las mayores asociaciones musulmanas dijo claramente que el terrorismo es contrario a todos los preceptos islámicos.

Hay, sin embargo, infiltraciones de extremistas provenientes del extranjero. En particular, tanto en Tanzania como en Kenia, hay infiltraciones de personas preparadas para la predicación fundamentalista en apropiados centros árabes. Dice Mons. Njue: "Los extremistas no son kenianos, pero consiguen encontrar seguidores locales. Proponen una vía que puede fascinar también porque disponen de dinero". Hay señales positivas como el hecho que los primeros en rechazar el extremismo son los jefes islámicos locales de Kenia, o la ley tanzaniana que garantiza la libertad de religión y castiga a quien ofende a los credos de otros.

El verdadero problema es el uso instrumental de la religión con fines políticos. En Kenia, por ejemplo, fueron incendiadas recientemente algunas mezquitas y una iglesia, pero, como dice Mons. Njue: "católicos y musulmanes expresaron una posición común de condena de las violencias, viendo en ellas un intento de parte del gobierno de crear un conflicto entre cristianos y musulmanes. Los líderes de ambas religiones han conseguido así desconectar una situación peligrosa".

Un obispo que vive en situación de conflicto es Mons. Erkolano Lodu Tombe, obispo de Yei (Sudán), quien dice a Fides: "el fundamentalismo islámico es de por sí violento. Estos violentos están dispuestos a todo, también a ataques terroristas. Por eso, el fundamentalismo islámico alimenta el terrorismo e incluso la determinación a luchar… El problema es político, no religioso. En Sudán hay dos diversas culturas: la árabe en el Norte y la africana en el Sur. El elemento religioso es utilizado por los árabes musulmanes como excusa para combatir a los africanos: aquellos dicen que el Islam está amenazado por los infieles, a quienes llaman cristianos. Es un hecho absolutamente falso, pero es una buena cobertura. La cuestión real es una tremenda disputa cultural y política entre Norte y Sur" (Fides 13.11.2001)




INDONESIA - La reconciliación avanza en el conflicto étnico-religioso de las Molucas

Jakarta (Fides) – En contraste con lo que muchos pueden percibir subrayando el carácter religioso de la crisis de Afganistán, avanza el proceso de reconciliación entre las partes en conflicto en la región de las Molucas.

El intermediario en el conflicto Ichsan Malik, de Jakarta, ha empleado gran parte de su tiempo y talento en reunir a los líderes de las comunidades en conflicto. Grupos de representantes de las víctimas del conflicto –cerca de 20.000-, iniciado el 19 de enero 1999, se reunieron para encontrar puntos de acuerdo. En el encuentro resultó claro que los enfrentamientos habían sido orquestrados políticamente y calificados intencionalmente de disputas entre cristianos y musulmanes.

Los líderes religiosos se encontraron y prometieron apoyar el proceso de paz. Ha habido encuentros también a nivel universitario, donde el conflicto fue muy amargo y llegó a la completa destrucción de la Universidad estatal Pattimura, a la que los musulmanes acusaron de estar superdominada por los cristianos. En junio del 2000, los musulmanes, con el apoyo de los militares o al menos con la complacencia de las fuerzas de seguridad, ocuparon el campo universitario.

Del 23 al 25 de octubre, el grupo por la paz de Baku Bae Maluku tuvo un encuentro con 22 representantes del sector de la educación de Molucas Central en Malang, una ciudad al Sur de Java Oriental. Entre los institutos de educación superior representados figuraban: la Universidad Estatal de Pattimura, el Instituto de Estudios Islámicos Estatal de STAIN, Ambon, la Universidad Cristiana UKIM, la Universidad Islámica de Darussalam y el Instituto Católico Trinitas STIA. Los participantes concordaron dar pasos para establecer un foro de discusión. En otro encuentro similar, los representantes de escuelas de educación primaria y secundaria concordaron establecer un comité escolar que garantice el proceso de rehabilitación y elabore una ley de autonomía regional que se materialice pronto. (Fides 13-11-2001)




FILIPINAS - Cristianos y musulmanes unidos por la liberación del P. Pierantoni

Manila (Fides) – Musulmanes y cristianos trabajarán juntos por la liberación del P. Giuseppe Pierantoni, misionero Dehoniano (MSCJ), secuestrado el 17 de octubre en Dimataling, isla de Mindanao, en el Sur de Filipinas. Lo ha declarado a Fides el P. Jerry Sheehy, Superior provincial de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús, en un coloquio: "Nos sentimos estimulados por el apoyo recibido de la comunidad musulmana: nos ha dicho claramente que el secuestro de inocentes es un acto que va contra la religión islámica". No obstante las amenazas recibidas en Mindanao, el Superior, también él en la isla desde hace más de diez años, ha reafirmado que "su Congregación no tiene intención de salir de Mindanao".

Las comunidades cristiana y musulmana de Dimataling, donde el misionero trabajaba desde hacía tres años, han hecho llamadas a los secuestradores para que liberen al P. Pierantoni. Los Dehonianos han recibido asimismo apoyo del Prof. Tahabasman, Presidente del Consejo Islámico Filipino, del juez Eid Kabalau y de Ghazali Jaafar, vice-responsable del Moro Islamic Liberation Front (MILF), que continúa siendo el mayor sospechoso del secuestro. Fuentes del ejército afirman que el misionero fue secuestrado por miembros salidos del MILF, los cuales se dedican a secuestrar para recaudar fondos. Los secuestradores han pedido un rescate de 10 millones de pesos (cerca de 200.000 $), pero la Iglesia, subraya el P. Sheehy, ha declarado que no está dispuesta a pagar ningún rescate.

En tanto, Mons. Zacarías Jiménez, Obispo de Pagadian, diócesis a la que pertenece Dimataling, ha declarado a Fides que hay en cursos negociaciones para su liberación. Como se temía, el misionero ha sido entregado a otro grupo criminal. "Pero es extraño que nadier nos haya informado", afirma el obispo, mientras que son los militares quienes nos piden noticias. Según las últimas informaciones, los secuestradores están huyendo, perseguidos de cerca por el ejército regular. Es por ésto que quieren acelerar las negociaciones sobre la liberación, que Mons. Jiménez espera suceda antes del inicio del Ramadán.

Concluyendo un encuentro tenido del 5 al 8 de noviembre en Pagadian City, los obispos y el clero de las diócesis de Dipolog, Ozamis, Pagadian, Iligan y Marawi (todas en Mindanao) escribieron en un comunicado que el secuestro del P. Pierantoni va contra los principios basilares de cristianos, musulmanes y tribales. Es "una manifestación del poder del mal existente en nuestras comunidades y contrario a la voluntad de Dios para nuestra gente". Las recientes violencias, que incluyen la muerte del misionero de San Columbano P. Rufus Halley, se verificaron "aunque los líderes y las poblaciones cristianas, musulmanas y tribales de Pagadian se esten esforzando por construir una comunidad de armonía y paz a través del diálogo interreligioso".

De todo el mundo han llegado a Filipinas mensajes de solidaridad por el secuestro del P. Pierantoni. Escribe a P. Sheehy la diócesis de Kisangani, en la Rep. Dem. del Congo: "Es horrible que un misionero comprometido haya sido sacado de la comunidad a la que sirve y que le necesita". El "Leicester Council" del Reino Unido, organismo que representa a cristianos, budistas, hinduístas, hebreos, jainistas, sikhs y otras religiones, afirma: "El Consejo reza por la liberación del misionero y por la conversión de sus secuestradores". (Fides 13-11-2001)




NIGERIA - Un centro para los convertidos del Islam

Kaduna (Fides) – Un centro para proteger a los islámicos que se han convertido al cristianismo opera en Pambegua, en el estado de Kaduna (Nigeria septentrional). Los acogidos en el centro son sobre todo de raza haussa. Los convertidos reciben amenazas por parte de los miembros de su comunidad para que renuncien a su nueva religión. A menudo, las amenazas van seguidas de violencias y expoliaciones.

Uno de los responsables del centro afirma: "la mayor parte de las personas acogidas aquí reciben amenazas de su familia. Ni siquiera dentro de esta estructura están seguras por completo, y en ciertos casos hace falta enviarlas a Jos o a otras regiones en donde los cristianos no son tan minoritarios". Algunas de estas personas van a la facultad de teología, otras son acogidas por familias cristianas, otras se trasladan a otros estados en donde encuentran un trabajo. Ha habido casos de convertidos que han vuelto a sus aldeas de origen una vez que la cólera contra ellos ha cesado. El que vuelve a casa puede hacerse un misionero para su propia gente: según un responsable del centro "cada vez hay más hombres jóvenes que estudian en la escuela bíblica y que, cuando se han diplomado, quieren volver para anunciar el Evangelio a su propio pueblo".

También personas de la etnia fulani se dirigen al centro de acogida, y algunas de éstas ofrecen su disponibilidad para evangelizar a su propio pueblo. La disponibilidad de los misioneros haussa y fulani es importante, porque ambos grupos desconfían de los extranjeros.

Para ayudar a muchos jóvenes convertidos que son analfabetos se está estudiando la posibilidad de constituir grupos de escucha, que se llamarían "La fe viene escuchando". El proyecto de transmisión oral de la fe se inspira en un proyecto análogo dirigido a las comunidades cristianas de lengua yoruba e igbo, al sur.

Los haussa representan el 21% de la población y los fulani el 11%. La mayor parte de los pertenecientes a estas dos etnias son musulmanes. (Fides 13/11/2001)




FICHAS DE PAÍSES


ASIA - Libertad de culto para los cristianos, pero prohibida la misión

Roma (Fides) - En Asia, el Islam se extiende desde el Medio Oriente hasta Indonesia. En los países de amplia mayoría islámica las relaciones entre musulmanes y cristianos no son siempre fáciles. Hay sospechas y malentendidos viejos de siglos, pero hay muchas personas de buena voluntad. El diálogo interreligioso es posible allí donde los cristianos son indígenas y comparten con los musulmanes lengua y cultura. En la península arábica no se ha desarrollado el diálogo porque los cristianos son en su mayoría extranjeros y permanecen sólo pocos años por motios de trabajo. En Arabia Saudí no hay libertad religiosa y los cristianos sufren persecuciones. En Afganistán la presencia cristiana ha sido eliminada por los talibanes. Dada la imposibilidad de misionar explícitamente, considerada por los gobiernos una forma de proselitismo, la presencia cristiana en países islámicos se caracteriza por dos modos: testimonio de la fe viviendo entre la gente (como hacen los Franciscanos y las Pequeñas Hermanas de Charles de Foucauld en Afganistán, Pakistán, Turquía) y promoción de obras sociales, trabajando en hospitales, escuelas, orfanatos.

AFGANISTÁN

Población 25 millones: Musulmanes 99%, cristianos: pocas decenas

El régimen de los talibanes ha expulsado prácticamente del país a los restantes miembros de las minorías cristianas que, hasta el año 2000, era 7.000. En Kabul hay actualmente 3 Pequeñas Hermanas de Charles de Foucauld que trabajan en silencio ayudando a la población local. Ocho voluntarios de la asociación humanitaria cristiana Shelter Now International, arrestados el 3 de agosto del 2001 acusados de proselitismo religioso, se encuentran aún encarcelados y corren peligro de ser condenados a muerte.

ARABIA SAUDÍ

Población 21,6 millones: Musulmanes93,7%, cristianos 3,7% (católicos 900.000)

La comunidad cristiana en Arabia Saudí, constituida sobre todo por ciudadanos extranjeros inmigrados por trabajo, continúa sufriendo por las restricciones de la libertad religiosa. Los cristianos no pueden reúnirse para rezar ni siquiera en casas privadas, está prohibido poseer Biblias, el proselitismo religioso está castigado con la muerte. Según la organización humanitaria Middle East Concern, ocho cristianos fueron arrestados recientemente durante una redada de la policía. Los trabajadores extranjeros residentes en Arabia Saudí son cerca de 6 millones. En 1998, una redada de la policía saudí arrestó a numerosos trabajadores filipinos acusados de "poseer Biblias".

Además de constituir el grupo no-musulmán más numeroso, los cristianos son también los mejor organizados como grupos clandestinos de oración, por lo que son el blanco preferido de las autoridades saudíes. Considerada "tierra sagrada" musulmana, Arabia Saudí no permite a los fieles de otras religiones construir sus lugares de culto, ni celebrar tales cultos privadamente. Grupos de oración o estudio de la Biblia se encuentran en las principales ciudades (Riyad, Jiddah, Al Jubayl y Dammam). La participación en estas reuniones es arriesgada. Los fieles deben estar siempre en guardia al comunicar la fecha y lugar del encuentro. Además, la posesión de material no-islámico (rosarios, cruces, imágenes sagradas y Biblias) lleva directamente al arresto por parte de los mutawa (la policía religiosa de la moralidad). Interrogados sobre el motivo de la prohibición de los otros cultos en Arabia, los musulmanes afirman que la "sacralidad de los lugares santos de La Meca y de Medina se ha extendido a todo el territorio". La acusación de profesar el credo cristiano se usa con frecuencia como alibí para eliminar a quienes se oponen al gobierno.

BAHRAIN

Población 617.000: musulmanes 82,4%, cristianos 10,5% (católicos 25.000)

En el país hay cerca de 45.000 cristianos pertenecientes a diversas confesiones que tienen libertad de culto. Los católicos tienen 3 sacerdotes y 7 religiosas Combonianas que dirigen una escuela con 1.600 alumnos. Los católicos construyeron recientemente una iglesia con 1.300 asientos. Se vislumbran aperturas democráticas y hacia otras religiones por parte del gobierno.

BANGLADESH

Población 22,7 millones: Musulmanes 88%; cristianos 0,3%, (católicos 300.000).

El Islam, que es la religión del Estado, se difundió en el país hace 600 años y juega un papel importante en la vida social, pero no es una fuerza política. Los derechos de las minorías religiosas cristianas son reconocidos por la ley. La Sharia no es ley nacional y la tolerancia interreligiosa es buena. Los cristianos son una minoría activa en la lucha contra la pobreza a través de "Caritas Bangladesh", de numerosos servicios de promoción humana y social, de asistencia sanitaria y caritativa. Por ésto, en general, son muy estimados por la población. La Iglesia católica está también muy comprometida en el campo de la educación: dirige 518 escuelas elementales, medias y Colleges. En el sector hospitalario, 340 institutos (hospitales, dispensarios, clínicas, orfanatos, casas para minusválidos) son dirigidos por católicos. El cristianismo es considerado aún "religión extranjera". La comunidad católica es joven, la fe y tradición cristiana no están todavía muy arraigadas en la vida de los fieles. Entre las dificultades figura la concesión de visados a los misioneros, mirados aún con sospecha.

BRUNEI

Población 307.000: musulmanes más del 70%, cristianos 7,7% (católicos: 3.000 locales; 20.000 con los extranjeros)

El Islam es la religión de Estado. Aunque la Constitución afirme que se pueden practicar todas las religiones "en paz y armonía", estas garantías se han reducido con el tiempo. En el último decenio el gobierno prohibió la predicación y las conversiones, negó visados a obispos y misioneros, prohibió la importación de material religioso, rechazó conceder permisos para la construcción de iglesias. El Ministerio de Educación impone a todos los estudiantes, incluídos los no musulmanes, hacer estudios islámicos y aprender el árabe. Las escuelas privadas no pueden impartir ninguna instrucción cristiana y tienen la obligación de enseñar el Islam. En 1998 la Iglesia católica erigió la primera Prefectura Apostólica, de la que el Gobierno tomó nota.

EMIRATOS ÁRABES

Población 2,4 millones: musulmanes 75,6%, cristianos 11.1% (católicos 125.000)

La Unión, en la Constitución provisional de 1971, declaró el Islam religión oficial, pero la comunidad cristiana goza de libertad de culto y promueve obras educativas y sociales. En los Emiratos hay 14 sacerdotes y 6 escuelas católicas. La Eucaristía puede celebrarse en las 5 parroquias existentes y en casas privadas. En el Emirato de Abu Dhabi se celebra regularmente la Misa en la catedral católica; en el de Dubai está la iglesia católica más grande del Medio Oriente y la comunidad cristiana, con más de 30.000 fieles, ha recibido permiso para construir otra iglesia.

INDONESIA

Población 211 millones: musulmanes 55%, cristianos 10% (católicos 6,4 millones)

Es el país musulmán más poblado del mundo, con más de 150 millones de seguidores de Alá. La Constitución, basada en el Pancasila (los cinco principios basilares del Estado) asegura la libertad de culto a todas las religiones reconocidas (Islam, cristianismo, budismo, hinduísmo), y el gobierno (generalmente) respeta generalmente este principio; hay, en todo caso, algunas restricciones para algunas actividades de las religiones no reconocidas. El Islam indonesio es tradicionalmente moderado y ha vivido siempre en coexistencia pacífica con las minorías cristianas. Una oleada de protestas fundamentalistas se verificó con el inicio de los bombardeos en Afganistán. Entre los grupos en primera línea en la protesta figuran: la Asociación de Estudiantes Islámicos (HMI), el Movimiento Islámico Indonesio (GPI), el Sindacato de los Trabajadores musulmanes indonesios (PPMI), el Frente de los Defensores del Islam (FPI). Estas formaciones afirman su voluntad de enviar a sus miembros a combatir en Afganistán con los talibanes. Las organizaciones islámicas moderadas Nahdlatul Ulama (NU) y Muhamadiya (en total cerca de 70 millones de adeptos) han invitado a la gente a la calma. Hazim Muzadi, jefe del NU, explica: "La gente piensa que el ataque tiene motivaciones religiosas. Episodios de fundamentalismo islámico se verificaron en los dos últimos años en el archipiélago indonesio de las Molucas, donde algunos cristianos fueron obligados a convertirse al Islam y a circuncidarse como signo de pertenencia al Islam. Los observadores, sin embargo, son concordes en afirmar que el caso de las Molucas no fue un conflicto religioso, sino una guerra de personalidades potentes: el antiguo Presidente Suharto y facciones del ejército contra el entonces Presidente en el poder Wahid. El conflicto religioso fue montado por militares del movimiento Laskhar jihad, llegados de fuera y ayudados por los militares. Entre los miembros del grupo había guerrilleros ligados a Bin Laden. Ha creado tensión y temor en el país también una serie de atentados que, a partir de Navidad del 2000, destruyó algunas iglesias cristianas en Jakarta. Explosiones en 2 iglesias de la capital se verificaron también el pasado julio, mientras el país atravesaba un delicado momento político, con la destitución del Presidente Wahid y el juramento de la nueva Presidente Megawati Sukarnoputri. Precisamente la nueva Presidente, en días pasados, puso en guardia sobre el peligro de la "balcanización" de Indonesia, si el conflicto étnico y religioso no permanecía bajo control.

IRAK

Población 23 millones: musulmanes 96%, cristianos 4% (católicos 270.000)

En Irak, la religión de Estado es el Islam, pero --como subraya con frecuencia el Patriarca caldeo Raphael I Bidawid-- la dificultad principal para la gente no es la relación con los musulmanes, sino la pobreza debida al embargo. Hay cristianos también en el Gobierno (como el vice-primer ministro Tarek Aziz) y hay una antigua comunidad cristiana curda en el Norte del país.

IRÁN

Población 62 millones: musulmanes 99%, cristianos 0,1% (católicos 16.000)

Desde el establecimiento de la República islámica en 1979, el Islam chiita es religión del Estado, pero hay una libertad limitada para las minorías religiosas. La Constitución sanciona que ningún seguidor de otras religiones puede ser obligado a ser musulmán, pero está prohibido tratar de convertir a un musulmán. Las minorías religiosas en Irán tienen la libertad de celebrar sus propios ritos dentro de los lugares de culto. Los cristianos que estudian en las escuelas musulmanas no son obligados a asistir a las lecciones de religión islámica, pero pueden estudiar su religión en textos preparado y aprobados por el Ministerio de Instrucción, que generalmente, sin embargo, no respetan plenamente la fe cristiana. Las minorías pueden resolver otras muchas cuestiones ligadas a la religión (matrimonio, herencia, etc.) según sus propias normas.

Con la elección del Presidente moderado Mohammad Khatami (1997) se ha abierto una nueva época de tolerancia religiosa y de reformas. Según el Presidente, el diálogo entre las religiones es "la más alta expresión del diálogo entre civilizaciones". Con los cristianos, y con el Vaticano en particular, hay un terreno de cooperación en todos los campos, que se realiza en particular en la ONU, sobre la defensa de la vida y de la familia.

JORDANIA

Población 6,3 millones: Musulmanes 96%, cristianos 4% (católicos 48.000)

Los cristianos tienen suficiente libertad religiosa, garantizada por el Estado. Pueden vivir y trabajar en el país, aunque con limitaciones. En febrero del 2000, una petición presentada por 53 de los 80 deputados de la Cámara pidió la aplicación de la Sharia en Jordania. Algunos grupos ligados a organizaciones misioneras cristianas lamentaron dificultades burocráticas para la permanencia de sus miembros. El gobierno ha negado a algunas organizaciones protestantes la difusión de la Biblia y negado la autorización para algunas manifestaciones públicas de los fieles. Con ocasión de la visita del Papa, el 20 y 21 de marzo del 2000, se concedió a los católicos el uso del estadio de Amman para la celebración de la Eucaristía.

KUWEIT

Población 1,9 millones: musulmanes 83%, cristianos 12,7% (católicos 175.000)

La Constitución garantiza la libertad religiosa. Los cristianos, todos trabajadores extranjeros, gozan de libertad de culto en un clima de tolerancia religiosa.. La Iglesia católica tiene 2 iglesias: la catedral de la Sagrada Familia en el desierto y la iglesia de Nuestra Señora de Arabia en Ahmadi. Desde hace cerca de un año, una sociedad privada fue autorizada a importar Biblias y material religioso.

LÍBANO

Población 4 millones: musulmanes 59%, cristianos 41%

Depositario de una civilización rica y cosmopolita, el Líbano fue siempre un ejemplo de convivencia islamo-cristiana. Desde la independencia del Líbano en 1943, la Constitución define los contornos de un Estado laico y pluralista, que garantiza la libertad religiosa, con representaciones políticas equilibradas: el Presidente de la República debe ser cristiano maronita; el presidente del Parlamento, un musulmán chiita: el Primer Ministro, un musulmán sunnita. Con el éxodo de los prófugos palestinos (hasta 500.000) y los propósitos de las potencias confinantes (Siria e Israel), en 1975 explotó una guerra civil entre cristianos-maronitas y musulmanes que, insertada en los conflictos regionales, duró, con fases alternas, hasta 1990. Más de ¾ de las 150.000 víctimas de la guerra fueron cristianos. El perdurar del conflicto obligó a muchas familias, en gran parte cristianas, a emigrar. La demografía del país, otrora de mayoría cristiana, caambió. La guerra erosionó el modelo de convivencia interreligiosa, basada en un sistema de garantías recíprocas entre las diversas comunidades, con el fin de impedir el predominio de una comunidad sobre otra. Se registra un incremento del fundamentalismo islámico, también por influencia de los países vecinos. La formación chiita Hezbollah ("Partido de Dios") reclama la institución de un Estado islámico según el modelo iraní. Con el retiro de las tropas israelíes del Sur del Líbano, en mayo del 2000, las comunidades cristianas del Sur manifestaron preocupación por su suerte. Al mismo tiempo, muchos cristianos, entre ellos el Patriarca maronita Card. Nashrallah Sfeir, así como drusos y musulmanes, piden contínuamente el retiro del ejército sirio de todas las demás zonas del país. La visita del Papa en 1997, acogido con alegría por cristianos y musulmanes, mostró que el tejido interconfesional es todavía vivo.

MALASIA

Población 22,2 millones: Musulmanes 50%, cristianos 8,3% (católicos 721.000)

Es una monarquía constitucional, con el Islam como religión de Estado. La Constitución garantiza libertad de religión, pero los movimientos fundamentalistas ejercen fuerte presión a nivel político y social. El proselitismo no es recomendado y la prensa cristiana encuentra dificultades de difusión. No se conceden permisos para la construcción de iglesias. Desde hace un decenio hay intentos de substituir la ley sobre la seguridad interna con la Sharia,

MALDIVAS

Población 286.000: musulmanes 99,2%, cristianos 0,1% (católicos 80)

Las islas son un paraíso turístico con más de 400.000 visitantes al año. El Islam es la religión oficial.V ige la Sharia, aunque los observadores notan cierta tolerancia por parte del gobierno de las costumbres locales, como el consumo de bebidas alcohólicas. Los cristianos no tienen lugares de culto y el testimonio público puede ser castigado severamente. En 1998 algunos cristianos fueron arrestados a causa de su fe. Al inicio de 1999 el gobierno emprendió una masiva campaña de islamización a través de los medios de comunicación y de construcción de nuevas mezquitas, marginando todavía más a los cristianos.

OMÁN

Población 2,5 millones: musulmanes 87,4%, cristianos 4,9% (católicos 55.000)

Como en los demás pequeños sultanados de la península arábica, en Omán (50.000 fieles, 4 parroquias, 7 sacerdotes) los fieles se reúnen cada semana para la oración y la "liturgia de la Palabra". En Omán hay 4 parroquias funcionantes. El sultán ha donado el terreno y ha hecho construir las iglesias con sus propios fondos. Ha subvencionado también un templo hindú. A la iglesia de Masqat (Omán) el sultán ha regalado asimismo un órgano alemán para la liturgia. Los cristianos dirigen escuelas y pueden organizarse.

PAKISTÁN

Población 141 millones: musulmanes 97%, cristianos 1,5% (católicos 1.088.862)

Las minorías religiosas cristianas son discriminadas por el "sistema del electorado separado", que regula el derecho de voto en base a la pertenencia religiosa. Las minorías no musulmanas pueden votar por un restringido número de candidatos, y sólo de la propia religión.

Según los líderes cristianos, el actual sistema electoral es una verdadera y propia violación de los derechos humanos y es responsable del apartheid religioso en el país. Además, protestan fuertemente contra la ley sobre la blasfemia, sobre la que en mayo del 2000 el general Perez Musharraf anunció la modificación, luego retirada cediendo a las protestas de los integristas islámicos.

El 16 de mayo de 1998 Mons. John Joseph, obispo de Faisalabad, se suicidó como supremo acto de protesta por el caso del cristiano Ayub Masih, condenado a muerte en aplicación de la ley sobre la blasfemia. Esta ley castiga incluso con la pena de muerte "a cualquiera que, con palabras, dichos o escritos o con representaciones visuales o con cualquier otro medio, directa o indirectamente, ofende al sagrado profeta Mahoma" (Código Penal Pakistaní, 1986, sección 295 (c),ndr). La ley es con frecuencia instrumentalizada para resolver disputas o desavenencias personales.

Recientemente han aumentado las manifestaciones de los integristas islámicos, "incapaces de distinguir entre Estados Unidos y cristiandad". El pasado 28 de octubre, integristas islámicos dispararon contra fieles cristianos reunidos en la iglesia de Santo Domingo en Bahawalpur, matando a 18 personas e hiriendo gravemente a otras 5. Las minorías religiosas cristianas han sufrido violencias con ocasión de las crisis internacionales. En 1981, cuando un grupo de sauditas asedió la sagrada Kaaba musulmana en La Mecca, fueron atacadas iglesias y conventos en Pakistán. En 1986 fue incendiada la iglesia de Rahim Yar Khan y, en 1991, cuando las fuerzas aliadas atacaron a Irak, un convento de Rawalpindi fue saqueado; en 1997 fue arrasado sin ninguna razón la aldea cristiana de Shantinagar (en el norte del Punjab).

PALESTINA

Población 2,2 millones: Musulmanes: 73,5%, cristianos 8,6% (de ellos, 28.000 católicos)

Los cristianos en Palestina están fragmentados en un conjunto de pequeñas comunidades: católicas, ortodoxas, protestantes. En Cisjordania hay cerca de 20.000 católicos latinos que, gracias al empeño en los campos de la educación y social de sus numerosas congregaciones, gozan un prestigio único entre la población. De la comunidad latina palestina proviene el Patriarca de Jerusalén Michel Sabbah. Los greco-ortodoxos son 25.000 en Cisjordania. En Nazaret se concentran muchas instituciones de la comunidad melquita (un seminario, un colegio y dos escuelas), que cuenta con 45.000 seguidores. Los protestantes se calculan en unas 2.500 unidades divididas écuamente entre Jerusalén y las grandes ciudades de Cisjordania.

Después de la segunda Intifada en septiembre del 2000, se ha acentuada la emigración de los cristianos a países considerados más seguros. La Iglesia resintió siempre su condición de minoría en un contexto musulmán que, por un lado, exige solidaridad política y, por el otro, tiende a marginarla, empujando a muchos jóvenes a la emigración.

Un momento de tensión entre cristianos y musulmanes fue el intento de construcción de la mezquita cerca de la basílica de la Anunciación en Nazaret (Israel), para cuya construcción había dado permiso el gobierno israelí de Barak en 2000. Los trabajos fueron suspendidos después. El 15 de febrero del 2000 se firmó un Acuerdo de base entre el Vaticano y la Organización para la Liberación de la Palestina (OLP), en el que la OLP reconoce a la Iglesia la libertad de ejercitar su misión en los territorios palestinos sirviéndose de los medios necesarios y reconociendo la personalidad jurídica de la Iglesia católica.

QATAR

Población 600.000: musulmanes 82,7%, cristianos 10,4% (católicos 36.000)

La condición actual de los cristianos es buena. El gobierno, mostrando signos de apertura y tolerancia religiosa, dió a finales de 1999 su aprobación para la construcción de la primera iglesia católica en la capital Doha. Antes de esta decisión estaba prohibido la práctica pública de toda religión, excepto el Islam.

SIRIA

Población 16,5 millones: Musulmanes 85%, cristianos 7,8% (católicos 325.000)

Una característica del cristianismo sirio es su multiforme composición. Se trata, por consistencia numérica, de greco-ortodoxos (500.000), melquitas (200.000), armenios gregorianos (150.000), seguidos por los ortodoxos, siro-católicos, armenios católicos, maronitas, asirios, caldeos, protestantes y latinos. El mantenimiento de un cuadro de laicidad institucional (el Islam no religión de Estado, sino sólo la del Jefe de Estado) asegura a los cristianos sirios un tratamiento tendencialmente igualitario. El Partido Baath (en árabe Resugirmiento), en el poder desde 1964, trata en efecto de integrar las varias minorías del país en una concepción más amplia de "arabidad". Las comunidades cristianas tienen libertad de comprar terrenos y construir iglesias u otras estructuras pastorales, y los sacerdotes están exentos del servicio militar.

En las escuelas, los estudiantes cristianos deben seguir el curso de catecismo -unificado para todas las comunidades- mientras que sus compañeros siguen lecciones de religión islámica. Las escuelas privadas cristianas, nacionalizadas en los años '50, dependen hoy de la Iglesia, que recibe las inscripciones y asume a los enseñantes, pero son dirigidas por un inspector nombrado por el gobierno con el cometido de controlar el programa educativo.

En Siria, la amenaza de los movimientos fundamentalistas ha sido contarrestada con la represión, reforzando de tal modo la cohesión de los cristianos en torno a un gobierno considerado "garante" de su sobrevivencia. Pero la situación está ligada al perdurar de un régimen autoritario, también él minoritario (alauita, el 11% de la población). De aquí la extrema prudencia manifestada por los cristianos hacia un gobierno que les protege por el momento, pero corre peligro de condenarlos a sufrir en el futuro la revancha de un poder intransigente sunnita (el 75% de la población).

TURQUÍA

Población: 66,6 millones: Musulmanes: 97%, cristianos 0,6% (de ellos, 30.000 católicos)

La Constitución turca sanciona la separación entre religión y Estado y garantiza la libertad de credo y de culto. Pero el Islam es, en la práctica, la religión del Estado. Una Oficina estatal para los Asuntos religiosos dirige las relaciones con las religiones y supervisa todas las actividades ligadas al Islam, nombrando y retribuyendo a la jerarquía musulmana de los imanes y de los hatips. El proselitismo no es ilegal. Según Freedom House, asociación americana que defiende la libertad religiosa, algunos cristianos que han confesado públicamente su fe fueron detenidos por la policía acusados de perturbar la paz civil.

Desde enero 2000 Kemal Timur, ciudadano turco de 32 años, de religión cristiana protestante, está bajo proceso acusado de ultraje del Islam y de Mahoma. Timur ha presentado a los jueces su defensa, afirmando haber distribuido solamente publicaciones del Nuevo Testamento. En marzo y mayo del 2000 Ercan Sengül y Necati Aydin, cristianos turcos de la ciudad de Izmir, han sufrido similares acusaciones, pero han sido absueltos. La Corte constató que los testigos de la acusación habían sido adoctrinados por las fuerzas de seguridad.

YEMEN

Población 18,1 millones: musulmanes 98,8%, cristianos 0,25% (católicos 6.000)

La Constitución de la República, aprobada en 1990, se basa en la Sharia. Los cristianos tienen libertad de culto, pero no de hacer proselitismo. Ha habido recientes casos de violación de los derechos humanos y de la libertad religiosa: en enero del 2000, un sómalo convertido al cristianismo fue condenado a muerte, acusado de apostasía; el 27 de julio de 1998 fueron asesinadas tres religiosas Misioneras de la Caridad en Sanaa. (Fides 13.11.2001)

ASIA CENTRAL - Islam pacífico, pero hay infiltraciones de extremistas

Roma (Fides) - En las antiguas Repúblicas soviéticas de Asia Central prevalece un Islam pacífico, influenciado con frecuencia por el misticismo de las hermandades Sufi. Hay, sin embargo, infiltraciones de extremistas que tratan de establecer regímenes islámicos en la región. Para contrarrestar esta amenaza político-religiosa, Rusia, China, Kazajstán, Kirjistán, Tajikistán han formado el llamado "Shanghai 5", un forum regional de planificación política y militar.

KAZAJSTÁN

Población 14.953.126: Islámicos 42,7%,agnósticos 40,2%,cristianos 16,7% (católicos 510.000)

La Constitución define el Kazajstán un Estado laico, pero prevé que las asociaciones religiosas extranjeras coordinen sus actividades con el Estado. El gobierno ejerce formas de control sobre las organizaciones religiosas, pero no hay otras restricciones de la libertad religiosa.

El Islam local está influenciado por las hermandades sufi y se presentó siempre como extremadamente tolerante y abierto hacia los no islámicos, incluso antes de la represión soviética que, en cierto modo, lo desvitalizó, reduciéndolo con frecuencia a pura expresión de folklore. En el país hay más de 100 etnias y más de 40 confesiones religiosas que conviven en paz. La visita del Papa Juan Pablo II del pasado septiembre relanzó el diálogo de la Iglesia con las otras religiones del país, comenzando con el Islam. Durante el viaje, el Papa pidió al Islam distanciarse del fundamentalismo y reafirmó la apertura y estima de la Iglesia católica al Islam, "al auténtico Islam, ese que reza y se muestra premuroso con los necesitados". Pidió a todos los creyentes superar los errores del pasado, también reciente, y hacer que "Dios no sea rehén de las ambiciones humanas". Y condenó el odio, el fanatismo y el terrorismo que "profanan el nombre de Dios y desfiguran la verdadera imagen del hombre" (cf. Fides, 24.09.2001).

KIRJISTÁN

Población 4.699.000: musulmanes 60,8%,agnóstico 27,9%,cristianos 10,4% (católicos 1.600)

La Constitución declara que el Kirjistán es un Estado laico y garantiza la libertad religiosa. Las organizaciones religiosas deben ser registradas por el gobierno, y pueden ser rechazadas por motios de orden público y de seguridad. El gobierno considera una amenaza la difusión del extremismo islámico.

TAJIKISTÁN

Población 6.188.000: Musulmanes 83,6%,agnósticos 13,9%,cristianos 2,1% (católicos 4.412)

Después de 4 años de guerra civil entre el gobierno y la oposición islámica, la situación es relativamente estable. Hay una pequeña comunidad católica guiada por una Administración "sui iuris".

TURKMENISTÁN

Población 4.459.000: musulmanes 87,2%,agnósticos 10,4%, cristianos 2,3% (católicos 2.100)

La Constitución garantiza la libertad religiosa. Hay, sin embargo, controles de los lugares de culto, excepto de los musulmanes y greco-ortodoxos. Es obligatoria la registración para las asociaciones religiosas.

UZBEKISTÁN

Población 24.318.000: musulmanes 76,2%,agnósticos 21,6%,cristianos 1,7% (católicos 40.000)

El gobierno del Presidente Islam Karimo teme infiltraciones de extremistas islámicos y de cristianos protestantes. Ha habido episodios de líderes protestantes arrestados y luego liberados por la policía. La Iglesia en Uzbekistán acaba de nacer, aunque el cristianismo estuvo presente en esta tierra ya desde el siglo IX. Hay tres parroquias y tres estaciones misionales, en torno de las cuales se reúnen cerca de 500 fieles para la Misa dominical y para otras iniciativas culturales que congregan a niños y jóvenes; sobre todo las mujeres musulmanas muestran gran interés por la religión católica. Dice a Fides (cf. Fides 26.10.2001) el P. Krzysztof Kukulka, Superior de la Misión sui iuris: "Las mujeres desean emanciparse y por eso vienen a la Iglesia católica. Con la Iglesia, descubren también una cultura muy noble e internacional. Los hombres musulmanes temen ser colonizados por los musulmanes fundamentalistas; los católicos les parecen más liberales. El gobierno teme sobre todo a los fundamentalistas musulmanes o protestantes, que han invadido estas tierras después de 1990". (Fides 13.11.2001)


ÁFRICA - Resiste la convivencia, pero avanza el Islam extranjero

Roma (Fides) - En África hay numerosos países en lo que conviven musulmanes y cristianos. Las relaciones entre ambas religiones varían de un Estado a otro, yendo de una pacífica convivencia a enfrentamientos y tensiones. Los problemas más fuertes se encuentran en los países que han adoptado el Islam como religión oficial y la Sharia como ley del Estado. En estos casos, las actividades de la Iglesia son extremadamante limitadas: prohibición de enseñar la religión y hacer prosélitos, persecución de los musulmanes convertidos al cristianismo, etc. Un problema muy sentido son las infiltraciones de extremistas islámicos financiados por Estados como Arabia Saudí e Islam y que desnaturalizan la naturaleza con frecuencia tolerante del Islam local. Presentamos seguidamente un breve panorama de la situación en los varios países.

ARGELIA

Población 29.476.000: musulmanes 99,5%, cristianos 0,5% (católicos 2.500)

El País se encuentra en guerra civil desde 1992 entre el ejército y diversos grupos islámicos, con hasta ahora más de 100.000 muertos. La pequeña comunidad cristiana ha pagado una alta contribución de sangre. Desde 1992 hasta hoy han sido asesinados: el obispo de Orán, Mons. Pierre Claverie, y 17 entre sacerdotes, religiosos y religiosas. Decenas de laicos de origen extranjero han sido asesinados no sólo por ser extranjeros, sino también por ser cristianos. La Iglesia argelina permanece fiel en la prueba, como dijo a Fides Mons. Henri Teissier, Arzobispo de Argel: "Un signo particular de esperanza nos fue dado tras dos años con la valiente llegada de una trentina de voluntarios, sacerdotes y religiosas, de los que una veintena absolutamente nuevos y una decena que aceptaron regresar a Argelia no obstante la crisis, o precisamente a causa de la crisis. Nosotros queremos ser en cierto modo la Iglesia de una sociedad prácticamente totalmente musulmana. A través de la responsabilidad profesional, del empeño social y humanitario, y sobre todo a través de relaciones de amistad, se establece una verdadera colaboración islamo-cristiana, que es como un puente entre dos universos espirituales con demasiada frecuencia antagonistas" (cf. Fides 15.04.1999).

BURKINA FASO

Población 10.891.000: animistas 45%, musulmanes 43%, católicos 10%

País pobrísimo, con manifestaciones de extremismo islámico desde 1989. Durante la guerra del Golfo (1991), las relaciones Islam-Cristianismo, precedentemente pacíficas, estuvieron sometidas a tensiones a causa de presiones de Irán y Libia. La situación más difícil para la labor misionera se encuentran en el Norte del país, donde es más fuerte la presencia islámica.

CHAD

Población 7.166.000: musulmanes 54%, católicos 20%, protestantes 14%, animistas 7%

Dividido entre un Norte islámico y un Sur animista y cristiano, continúa prevaleciendo en el país la tradición de tolerancia del Islam local.

EGIPTO

Población 62.110.000: musulmanes 94%, coptos 6%, católicos 216.506

La Constitución egipcia proclama la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, sin distinciones de lengua, raza o religión. El sistema jurídico, sin embargo, está islamizado: en 1971 el Tribunal constitucional estableció que "el Islam es la religión del Estado y cualquier ley contraria al Islam es contraria a la Constitución". El proselitismo cristiano no está prohibido formalmente, pero un artículo del Código Penal, que castiga las acciones contra la paz social, se usa contra los musulmanes convertidos al cristianismo.

En el país se han difundido los movimientos musulmanes, reprimidos con fuerza por el gobierno. Algunos grupos terroristas atacan a los coptos, sobre todo en el Alto Egipto, donde es más densa la presencia cristiana. Se trata de una zona rural, donde es común arreglar un conflicto con el fusil antes que ante el juez. Muchos de los conflictos definidos "confesionales" serían más bien el producto de un arcaico sistema de arreglo de cuentas, y muchos enfrentamientos habrían sido provocados por luchas de trasfondo económico y social entre los miembros de ambas comunidades, que degeneraron progresivamente en saqueos e incendios de las tiendas recíprocas.

Pero no faltan las experiencias de diálogo en la base. La parroquia greco-católica de Santa María de la Paz en El Cairo es un punto de referencia para el diálogo islamo-cristiano. Enfrentamientos periódicos son organizados por la asociación Al-ikhaa ad-dini (la Fraternidad religiosa) compuesta por fieles de ambas religiones, que comienzan con una oración en la que se pide a Dios que cada miembro sea fiel a su experiencia religiosa.

ERITREA

Población 3.590.000: musulmanes 50%, coptos ortodoxos 50%, católicos 133.203

Las relaciones entre cristianos y musulmanes son buenas y el gobierno tiene una actitud no hostil hacia el cristianismo. Hay, sin embargo, infiltraciones de extremistas islámicos provenientes de Sudán, Yemen, Arabia Saudí.

GUINEA CONAKRY

Población 7.405.000: musulmanes 86,9%, animistas 4,6%, cristianos 4,3%

El gobierno reconoce la libertad de culto. El Islam local es pacífico y tolerante. En 1996 hubo expulsiones de misioneros católicos, pero por motios políticos, no religiosos.

LIBIA

Población 5.648.000: musulmanes 97%, católicos 50.000

El régimen de Ghedafi introdujo una interpretación renovadora del Islam, que encontró la oposición de los Ulemas tradicionalistas. Hay movimientos extremistas islámicos que luchan contra Ghedafi. Las minorías religiosas no tienen vida fácil: la mayor parte de las iglesias cristianas fueron cerradas después de la revolución de 1969, pero las relaciones con la Santa Sede han mejorado en el curso de los años y, en 1998, establecieron relaciones diplomáticas.

MALAWI

Población 9.609.000: protestantes 34%, católicos 28%, animistas 19%, musulmanes 16%

En los últimos años hubo tensiones religiosas, aunque los musulmanes no son mayoría. Esto se debe a la actitud del Presidente Muluzi y a la influencia ejercida por algunos países islámicos como Arabia Saudí e Irán, que conceden becas a estudiantes del país y ofrecen fondos para la construcción de mezquitas.

MALI

Población 9.945.000: musulmanes 90%, animistas 9%, cristianos 1%

El Islam local es tolerante y abierto al diálogo. El Presidente Koinoré elogió a la comunidad cristiana por su contribución al crecimiento social y espiritual del país y declaró que el integralismo religioso es contrario a la identidad africana, fundada en la diversidad. Hay, sin embargo, influencias integristas apoyadas por Arabia Saudí.

MARRUECOS

Población 27.225.000: musulmanes 98,7%, cristianos 1,1%, católicos 234.266

El Islam es religión del Estado, pero hay libertad de culto para hebreos y cristianos. Está prohibida, sin embargo, la actividad de proselitismo y la conversión al cristianismo. Se señalan molestias y discriminaciones hacia los cristianos. La Iglesia tiene una actitud respetuosa del Islam, como dice a Fides el Arzobispo de Tanger, el franciscano Mons. José Antonio Peteiro Freire: "Convivimos con los musulmanes sin forzarlos a cambiar religión. Ser presencia de la Iglesia en un país oficialmente musulmán, en el que está prohibido el anuncio de otros credos, es el desafío de la Iglesia en Marruecos para vivir el Evangelio entre los musulmanes" (cf. Fides 06.11.1998).

MAURITANIA

Población 2.411.000: musulmanes 99,5%, cristianos 0,2%, católicos 5.072

La única religión reconocida es el Islam. Está prohibido el proselitismo y quien se profesa cristiano públicamente es perseguido penalmente. La Sharia fue introducida en los años '80 y es aplicada también a los no musulmanes.

NIGER

Población 9.939.000: musulmanes 98,7%, animistas o,7%, cristianos 0,4%, católicos 20.000

El Islam local está impregnado todavía de animismo y es bastante tolerante y abierto. Las relaciones entre cristianos y musulmanes son buenas, aunque hay infiltraciones de extremistas islámicos.

NIGERIA

Población 103.460.000 (oficiosamente 120 millones): musulmanes 45%, cristianos 45% (de los que un 10-12% católicos), animistas 9%, católicos 11.848.677

Las relaciones entre cristianos y musulmanes es una cuestión de creciente importancia, especialmente desde cuando 12 de los 36 Estados de la federación adoptaron la ley islámica (Sharia) como ley estatal. En Nigeria hay más de 250 etnias y una situación social y económica difícil. Las tensiones así acumuladas desembocan con frecuencia en violencia. Recientemente, militares nigerianos hicieron masacres en algunas aldeas del Estado de Benue. Los enfrentamientos tienen con frecuencia motivaciones étnicas y por la distribución de los recursos. Como declaró a Fides Mons. John Olorunfemi Onaiyekan, arzobispo de Abuja y Presidente de la Conferencia Episcopal nigeriana, "son los hombres políticos que se sirven de los sentimientos religiosos por evidentes intereses políticos. Desgraciadamente es muy fácil manipular a las personas, sobre todo a las de las aldeas, que no están bien informadas. Está luego el problema de los fanáticos y de los extremistas. Se trata de personas que han estudiado en Irán con los Ayatolás, que han obtenido becas en Libia o en la Uniersidad islámica de Al-Azhar de Egipto. Estas personas, cuando regresan a Nigeria, se presentan como misioneros del Islam, tratando de instaurar una sociedad islámica sin la cual, dicen, se irá al encuentro de problemas. No son muchos, pero son activos" (cf. Fides 10.08.2001),

SENEGAL

Población 9.404.000: musulmanes 92%, animistas 6%, cristianos 2%, católicos 592.550

En Senegal hay un Islam étnico, vivido por cada tribu según sus propias tradiciones. Hay también una fuerte colonia de libaneses, la mayoría chiitas, que apoyan a grupos integristas. Las presiones para establecer un Estado islámico son, sin embargo, limitadas. La nueva Constitución aprobada en el 2001 reconoce la laicidad del Estado y la libertad de culto.

SOMALIA

Población 6.870.000: musulmanes 99%, católicos 200

El Estado ha dejado de existir después de la caída del régimen de Siad Barre (1991). El país está bajo el dominio de los señores de la guerra que dictan ley en el territorio por ellos controlado. La situación de la Iglesia es difícil: la catedral de Mogadiscio fue destruida y los religiosos católicos obligados a salir del país. Hay infiltraciones de elementos extremistas, ligados a Bin Laden. La Conferencia de Arta (Djibuti) dió vida en el 2000 a un Gobierno nacional de transición con una Constitución que reconoce el Islam como única religión.

SUDÁN

Población 28.883.000: musulmanes 73%, animistas 16,7%, cristianos 8,2%, católicos 3.148.593

Sudán estuvo gobernado hasta 1999 por un régimen militar, aliado con el Partido islámico National Congress de Hassan al-Turabi, después substituído por el Jefe de Estado, Gen. Omar Hassan Al Bashir, hombre más tolerante e inclinado a apoyar la obra de pacificación interna.

Sudán está dividido entre el Norte árabe e islámico y el Sur cristiano y animista. La introducción en 1983 de la Sharia desencadenó la revuelta de las poblaciones del Sur contra el gobierno. La guerra ha provocado más de 2 millones de muertos, millones de prófugos y devastaciones inmensas. Dice a Fides el P. Ezio Bettini, Superior de la delegación sudanesa de los Combonianos: "El factor religioso en esta guerra es sólo uno de los elementos que esconde todos los demás. La religión se convierte así en una pantalla que cubre intereses más concretos. Esta es una guerra económica. El Sur es despojado de todas sus riquezas. No sólo del petróleo, sino también de la madera preciosa (moganó tek, etc.)".

Las "religiones del Libro", cristianismo y hebraísmo, son toleradas, pero sus fieles deben someterse a la Sharia y no pueden hacer proselitismo. No obstante, a causa de los movimientos de prófugos, la presencia de los cristianos en el Norte del país ha subido al 3%.

TÚNEZ

Población 9.128.000: musulmanes 99%, católicos 21.000

La Constitución de 1956 establece el Islam como religión de Estado y garantiza la libertad de culto a las otras confesiones, pero no el proselitismo. El Estado es laico, pero hay movimientos islamistas, reprimidos con firmeza. La pequeña comunidad católica está a la búsqueda constante de una relación serena con los musulmanes.




Tomado de www.fides.org/Spanish/2001/s20011113bdo.html
 
< Anterior   Siguiente >

Etica natural

Iglesia católica

Religión

Sexualidad

En vivo

Uso  -  Privacidad  -  ebooks gratis  -  Formacion  -  Provida  -  Sacerdocio  -  Películas  -  Descargar la Biblia  -  Opus Dei  -  María  -  Educadores
Copyright © 2000-2006 interrogantes.net | Pº Reina Cristina 11 28014 Madrid España