Alfonso Aguiló, “Lecciones humildes y sencillas”, Hacer Familia nº 201, 1.XI.2010

“Matar un ruiseñor” es una magnífica novela de Harper Lee publicada en 1960 y que ganó el Premio Pulitzer. Pronto alcanzó un gran éxito y se convirtió en un clásico de la literatura norteamericana.

La historia transcurre durante la época de la Gran Depresión en Maycomb, un viejo pueblo de Alabama. La narradora es Scout Finch, una niña de seis años que vive con su hermano mayor Jem y su padre Atticus, un abogado viudo de mediana edad. A Atticus le encargan la defensa de un hombre de color llamado Tom Robinson, acusado de violar a una joven mujer blanca llamada Mayella Ewell. Aunque muchos de los pobladores de Maycomb no están de acuerdo, Atticus acepta defender a Tom en el juicio.

Otros niños se burlan de Jem y Scout a causa de la posición que toma su padre Atticus, y lo llaman despectivamente “amante de los negros”.
Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Lecciones humildes y sencillas”, Hacer Familia nº 201, 1.XI.2010″

Alfonso Aguiló, “El síndrome de la ventana rota”, Hacer Familia nº 200, 1.X.2010

En 1969, en la Universidad de Stanford, el profesor Phillip Zimbardo realizó un interesante experimento de psicología social. Dejó dos automóviles abandonados en la calle. Eran idénticos: la misma marca, el mismo modelo y el mismo color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York, y el otro en Palo Alto, una zona tranquila y adinerada de California.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “El síndrome de la ventana rota”, Hacer Familia nº 200, 1.X.2010″

Alfonso Aguiló, “Inteligencia maternal”, Hacer Familia nº 199, 1.IX.2010

Durante décadas se ha extendido el tópico de que la maternidad atonta y alela a las mujeres, centrando su vida en un mundo infantil y relegándolas a tareas tediosas y repetitivas. Así lo explica Katherine Ellison, una exitosa periodista de investigación galardonada con el Premio Pulitzer y que considera que todas esas ideas proceden de clichés y trivializaciones que no reflejan la realidad.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Inteligencia maternal”, Hacer Familia nº 199, 1.IX.2010″

Alfonso Aguiló, “Hacer el bien sin vanagloriarse”, Hacer Familia nº 197-198, 1.VII.2010

La historia de Irena Sendler ha estado extraviada entre los pliegues del tiempo durante más de medio siglo. Su hazaña ha permanecido desconocida y oculta de manera inexplicable, como un viejo tesoro esperando a ser descubierto. Durante la Segunda Guerra Mundial, en plena ocupación nazi de Polonia, esta mujer logró salvar a 2.500 niños judíos. Y luego, ni la Gestapo ni sus torturas lograron que desvelara dónde estaban los pequeños.
Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Hacer el bien sin vanagloriarse”, Hacer Familia nº 197-198, 1.VII.2010″

Alfonso Aguiló, “Alardes y vanidades”, Hacer Familia nº 196, 1.VI.2010

Cicerón y Demóstenes fueron dos de los más grandes oradores de la antigüedad. Cuando Cicerón hablaba, todo el mundo quedaba pasmado ante su capacidad oratoria. Era un hombre muy instruido, que sobresalió en toda clase de estilos, pero sus discursos y sus escritos transmiten un sutil deseo de hacer alarde de erudición. Demóstenes, en cambio, aunque también tuvo un extraordinario talento y superaba a todos los que competían con él en la tribuna y en el foro, cuando hablaba, la gente no quedaba tan impresionada, pero salía encendida, dispuesta a ponerse en marcha, a hacer cosas, y las hacía. Es quizá la diferencia entre una ostentación de destrezas retóricas y una verdadera comunicación.
Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Alardes y vanidades”, Hacer Familia nº 196, 1.VI.2010″

Alfonso Aguiló, “Remar contra corriente”, Hacer Familia nº 195, 1.V.2010

William Wilberforce era un estudiante en la Universidad de Cambridge que procedía de una familia acomodada de Yorkshire. Desde muy joven demostró unas brillantes dotes como orador, hasta el punto de que fue nombrado miembro del parlamento británico a los 21 años. Su disoluto estilo de vida cambió completamente cuando, un tiempo después, se convirtió a la fe cristiana y comenzó a interesarse por la reforma social, en particular por la mejora de las condiciones laborales en las fábricas de Gran Bretaña.
Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Remar contra corriente”, Hacer Familia nº 195, 1.V.2010″

Alfonso Aguiló, “Esperanzas equivocadas”, Hacer Familia nº 194, 1.IV.2010

Kino —el protagonista de “La perla”, de John Steinbeck— es un humilde pescador que vive con su mujer y su hijo pequeño en una mísera cabaña de un pueblo de pescadores. Una canoa heredada de su padre constituye su única fuente de supervivencia. Pasan por múltiples penalidades ocasionadas por su pobreza y por las injusticias de una sociedad llena de desigualdades.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Esperanzas equivocadas”, Hacer Familia nº 194, 1.IV.2010″

Ricardo Estarriol, “El celibato no es la causa de la pedofilia”, Aceprensa, 23.III.2010

Viena.— El Prof. Hans-Ludwig Kröber, director del Instituto de Psiquiatría Forense de la Universidad Libre de Berlín, es uno de los más prestigiosos profesores de su especialidad en Alemania. Preguntado sobre los abusos de menores cometidos por clérigos o religiosos, de los que se habla en las últimas semanas, niega que el problema tenga su origen en el celibato. La probabilidad de que un célibe cometa un abuso sexual es de uno contra 40, dice.
Continuar leyendo “Ricardo Estarriol, “El celibato no es la causa de la pedofilia”, Aceprensa, 23.III.2010″

Juan Manuel de Prada, “Celibato y pederastia”, ABC, 20.III.2010

Si mañana se declarase una plaga que asolase un continente entero y se descubriera que en una región determinada cuyos pobladores practican la dieta vegetariana tal plaga también se ha declarado, aunque con mucha menor virulencia, a nadie en su sano juicio se le ocurriría deducir que si la plaga no ha respetado a los pobladores de dicha región es precisamente porque son vegetarianos. Por el contrario, se deduciría que la dieta vegetariana, aunque no inmunice contra el contagio, lo hace mucho más improbable; y se concluiría que, si unos pocos pobladores de dicha región han caído víctimas de la plaga que devasta el continente entero, es más bien porque los hábitos alimenticios menos saludables de regiones limítrofes han corrompido la dieta tradicional que los pobladores de dicha región habían mantenido inalterada durante siglos.

Y, para combatir la plaga, no se condenaría la dieta vegetariana, sino que, por el contrario, se trataría de deslindar cuáles son los hábitos alimenticios menos saludables que fomentan su propagación.
Continuar leyendo “Juan Manuel de Prada, “Celibato y pederastia”, ABC, 20.III.2010″

Alfonso Aguiló, “Un gran poder transformador”, Hacer Familia nº 193, 1.III.2010

«Una vez más, Michel, como impelido por todas sus fuerzas anímicas, se traslada en su imaginación al lado de la mujer amada y estima la deuda que tiene contraída con ella.

»Evelyne le ha moldeado de nuevo, lo ha reformado, ha hecho de él otro hombre. Recuerda lo que era antes de conocerla y lo que ahora es, sólo porque ella ha tenido fe en él, porque le juzgó, en el fondo, más perfecto y mejor de lo que era en realidad.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Un gran poder transformador”, Hacer Familia nº 193, 1.III.2010″

Alfonso Aguiló, “La dinámica del rencor”, Hacer Familia nº 192, 1.II.2010

«El odio aparecía, con su aliento ardiente y hediondo, en medio de cualquier conversación, en la boca de la gente, derramándose sobre los demás, como si se hubiera abierto por descuido la puerta de la hirviente caldera del infierno.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “La dinámica del rencor”, Hacer Familia nº 192, 1.II.2010″

Alfonso Aguiló, “Pensamientos originales”, Hacer Familia nº 191, 1.I.2010

Son bastantes los que apenas leen nada y se consideran muy originales en su pensamiento. Les parece que están poco influidos por lo que dicen los demás y que, por eso, casi todo lo que dicen ellos es producto de su deducción personal. Hacen con rotundidad unas afirmaciones aparentemente propias, pero la realidad es que repiten frases que han cazado al vuelo en el comentario a una noticia, o en una conversación, y esas ideas les han seducido de tal manera que, sin demasiada reflexión, las han incorporado a su equipaje intelectual y las repiten sin apenas análisis crítico.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Pensamientos originales”, Hacer Familia nº 191, 1.I.2010″

Juan Manuel de Prada, “Antiabortistas a la cárcel”, ABC, 19.XII.2009

Pues ahí lo tenemos: el aborto convertido en derecho; esto es, en bien jurídico amparado por la ley, que a partir de hoy se ocupará de velar por su protección efectiva y de remover cualquier obstáculo que trate de impedir su libre ejercicio. ¿Y qué son los médicos que invocan la objeción de conciencia para negarse a perpetrar un aborto o las universidades que se niegan a enseñar las técnicas para perpetrarlo, sino obstáculos que la ley se encargará de remover? Sospecho que ni siquiera los detractores de la nueva ley son capaces de vislumbrar su verdadero alcance: un médico que, a partir de hoy, rechace su participación en un aborto invocando la libertad de conciencia se convertirá ipso facto en un delincuente; y lo mismo le ocurrirá a una universidad que invoque la libertad de cátedra para excluir de su programa académico la enseñanza de las técnicas abortivas. Porque ni la libertad de conciencia ni la libertad de cátedra pueden ser baluartes contra el ejercicio de un derecho; y eso es el aborto a partir de hoy: el derecho a exterminar vidas inocentes porque nos da la real gana, en un acto de libre disposición. Y quien se oponga a la consecución de ese derecho será llamado, desde hoy, criminal.

Continuar leyendo “Juan Manuel de Prada, “Antiabortistas a la cárcel”, ABC, 19.XII.2009″

Alfonso Aguiló, “La importancia de un momento”, Hacer Familia nº 190, 1.XII.2009

«Entonces, no sé cómo, estallé. El secreto que me había jurado a mí misma llevarme a la tumba subió hasta mis labios. Apenas salió ya estaba arrepentida, quería volver a tragármelo, hubiera hecho cualquier cosa por no haber dicho esas palabras, pero era demasiado tarde…

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “La importancia de un momento”, Hacer Familia nº 190, 1.XII.2009″

Alfonso Aguiló, “Estudiantes brillantes”, Hacer Familia nº 189, 1.XI.2009

«Un día Matt y yo vimos a una pequeña araña que intentaba sacar un insecto tres veces más grande que ella de un hoyo que había en la arena. La arena estaba seca, y cada vez que la araña remontaba la pendiente, los bordes del hoyo cedían y la araña volvía a caer al fondo. Lo intentaba una y otra vez, sin cambiar de ruta ni aflojar el ritmo. Matt me dijo: “La pregunta es la siguiente, Kate: ¿es muy tozuda o tiene tan poca memoria que olvida lo que ha pasado hace dos segundos y siempre cree que lo está intentando por primera vez?”.

»Estuvimos observándola casi media hora y, al final, para gran alivio nuestro, lo consiguió, así que decidimos que no sólo era muy tozuda, sino también muy lista. »

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Estudiantes brillantes”, Hacer Familia nº 189, 1.XI.2009″

Juan Manuel de Prada, “Afrentosos crucifijos”, ABC, 9.XI.2009

Por paradojas del azar, la conmemoración de la caída del murito de Berlín ha coincidido con una sentencia del sarcásticamente llamado Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que ordena la retirada de los crucifijos de las aulas. La caída del murito de Berlín supuso, según nos martillea la propaganda, la «victoria de la libertad»; y las consecuencias de esa libertad victoriosa las contemplamos por doquier. La retirada de los crucifijos quizá sea la más aparente, por lo que tiene de simbólica; pero detrás de esa retirada está el suicidio de Occidente, que ha decidido, como los alacranes asediados, inyectarse el veneno de su propio aguijón. Y, en su arrebato de autodestrucción, disfrazado con los bellos ropajes de la libertad, reniega de los logros que han fundado su identidad.

Continuar leyendo “Juan Manuel de Prada, “Afrentosos crucifijos”, ABC, 9.XI.2009″

Alfonso Aguiló, “Sembradores de cizaña”, Hacer Familia nº 188, 1.X.2009

“Astérix y la cizaña” es quizá uno de los mejores álbumes de Astérix el Galo, ese simpático personaje creado por René Goscinny y Albert Uderzo hace ya más de medio siglo. Esta vez, la historia está protagonizada por Detritus, un curioso hombrecillo que tiene la extraña habilidad de lograr que, allá donde está, las personas se enfadan y discuten entre sí. Es un sembrador constante de discordia que, con sus continuas intrigas, viene a turbar la paz que reinaba en el pueblecito galo. Nada más llegar, consigue enemistar a Astérix con Abraracúrcix, y después con Obélix. Luego, organiza otro malentendido para hacer creer a los habitantes de la aldea que Astérix ha revelado el secreto de la poción mágica y ya la tienen los romanos.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Sembradores de cizaña”, Hacer Familia nº 188, 1.X.2009″

Juan Manuel de Prada, “Nadadores a contracorriente”, ABC, 17.X.2009

Escribía Chesterton que sólo quien nada a contracorriente sabe con certeza que está vivo. Se trata, desde luego, de un ejercicio nada plácido, pues la energía que el nadador a contracorriente emplea en cada brazada no se corresponde con un avance proporcional; y basta con que flojee en su ímpetu para que la tentación del desistimiento haga mella en él. Quien nada a favor de la corriente, en cambio, no tiene que molestarse en bracear; y ni siquiera es preciso que esté vivo, pues la corriente seguiría arrastrándolo como si tal cosa. Las grandes batallas del pensamiento, las conquistas que han ensanchado el horizonte humano, siempre se han librado a contracorriente; y, con frecuencia, quienes se atrevieron a protagonizarlas fueron contemplados por sus contemporáneos como retrógrados, incluso como peligrosos delincuentes. Pero, junto al rechazo o incomprensión de su época, estos pioneros que osaron contrariar el «espíritu de los tiempos» pudieron proclamar con orgullo que estaban vivos; y con su sacrificio irradiaron vida en un mundo acechado por la muerte, convocaron a la vida a quienes por cobardía, por estolidez, por conformidad con las ideas establecidas nadaban a favor de la corriente.

Continuar leyendo “Juan Manuel de Prada, “Nadadores a contracorriente”, ABC, 17.X.2009″

Alfonso Aguiló, “Ignorar la realidad”, Hacer Familia nº 187, 1.IX.2009

«La chica mentía. Cada palabra que pronunciaba era una gran mentira. Y su madre conocía demasiado bien a su hija para no saber que todo lo que estaba diciendo eran puros embustes.

»Pero no intentó llevarle la contraria. Parecía como si quisiera ayudarla a que siguiera mintiendo: “Mejor no saber que saber demasiado”, solía decir. En el fondo, toda su vida había adoptado el sistema que estaba practicando en aquellos momentos. Cualquier cosa antes que provocar escándalos o fomentar malos humores. Lo esencial para ella siempre había consistido en aceptar, en fingir que comprendía: dejar que la incertidumbre o la ofensa de sentirse engañada se aplacara sola y seguir la trayectoria dialéctica que le marcaban los demás.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Ignorar la realidad”, Hacer Familia nº 187, 1.IX.2009″

Alfonso Aguiló, “Prevenir la propia debilidad”, Hacer Familia nº 185-186, 1.VII.2009

Después de pasar una larga temporada en el palacio de Circe, Ulises emprende definitivamente el camino a Ítaca. La diosa, antes de dejarle partir, le había adelantado algunas de las aventuras que iba a vivir en los días siguientes. La primera de ellas era el encuentro con las sirenas.

Desde su nave, Ulises divisa el peñasco de las sirenas. La isla aparece rodeada de cadáveres cuya carne se pudre al sol sobre la arena. Los muertos son aquellos que han cedido a la seducción del canto. Al pasar por delante de aquel lugar en que los navegantes quedaban embaucados y acababan estrellándose contra los arrecifes, Ulises pide a sus hombres que todos se tapen con cera los oídos, y que a él le aten con cuerdas a un mástil del barco. Les ordena que no le suelten por mucho que luego lo pida: “Amigos, atadme con dolorosas ligaduras para que permanezca firme allí, junto al mástil; que me sujeten bien las amarras, y si os suplico o doy órdenes de que me desatéis, apretadme todavía con más cuerdas”.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Prevenir la propia debilidad”, Hacer Familia nº 185-186, 1.VII.2009″

Alfonso Aguiló, “Palabras de vida y de muerte”, Hacer Familia nº 184, 1.VI.2009

Un grupo de ranas viajaba por el campo y, de repente, dos de ellas cayeron en una zanja. Todas las demás se reunieron alrededor. Cuando se asomaron, gritaron entre llantos a las dos ranas que el agujero era demasiado profundo y no podrían salir. Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera con todas sus fuerzas. Las otras seguían insistiendo en que sus esfuerzos resultarían inútiles. Finalmente, una de las ranas se rindió después de oír tantas veces que no había solución, y pasado un poco de tiempo, se desvaneció y murió.

Sin embargo, la otra rana no se desanimaba. Continuó trepando y saltando tan fuerte como le era posible, sin desanimarse a pesar de los golpes y los arañazos. Las otras ranas seguían gritando y haciendo señas para que dejara de sufrir inútilmente y se dispusiera a morir, ya que no tenía sentido seguir agotándose y lastimándose de esa manera. Pero la rana saltaba cada vez con más ímpetu, hasta que, tras un esfuerzo supremo, logró salir, con gran sorpresa de todas.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Palabras de vida y de muerte”, Hacer Familia nº 184, 1.VI.2009″

Alfonso Aguiló, “Cambiar el mundo”, Hacer Familia nº 183, 1.V.2009

«Cuando era joven y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo.

»Según fui haciéndome mayor, pensé que no había modo de cambiar el mundo, así que me propuse un objetivo más modesto e intenté cambiar sólo mi país.

»Pero, con el tiempo, me pareció también imposible. Cuando llegué a la vejez, me conformé con intentar cambiar a mi familia, a los más cercanos a mí.

»Pero tampoco conseguí casi nada. Ahora, en mi lecho de muerte, de repente he comprendido una cosa: si hubiera empezado por intentar cambiarme a mí mismo, tal vez mi familia habría seguido mi ejemplo y habría cambiado, y con su inspiración y aliento quizá habría sido capaz de cambiar mi país y —quien sabe— tal vez incluso hubiera podido cambiar el mundo.»

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Cambiar el mundo”, Hacer Familia nº 183, 1.V.2009″

Alfonso Aguiló, “El sufrimiento de los inocentes”, Hacer Familia nº 182, 1.IV.2009

Los SS parecían más preocupados, más inquietos que de costumbre. Colgar a un chaval delante de miles de personas no era un asunto sin importancia. El jefe del campo leyó el veredicto. Todas las miradas estaban puestas sobre el niño. Estaba lívido, casi tranquilo, mordisqueándose los labios. La sombra de la horca le recubría.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “El sufrimiento de los inocentes”, Hacer Familia nº 182, 1.IV.2009″

Alfonso Aguiló, “Enredarse”, Hacer Familia nº 181, 1.III.2009

Una de las mejores novelas de Evelyn Waugh cuenta la historia de un periodista de la Inglaterra victoriana que es enviado por un diario londinense a cubrir las noticias de una guerra en el Este de África.

El reportero sale de la Victoria Station, atraviesa el continente, llega a Egipto y se sube a un tren que le tiene que conducir a su destino. El trayecto es incómodo y largo. Se duerme profundamente, las estaciones van pasando en la oscuridad de la noche, y al despertar se encuentra en una población de mala muerte y muy alejada del escenario de la guerra.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Enredarse”, Hacer Familia nº 181, 1.III.2009″

Alfonso Aguiló, “No desfallecer aunque nos quedemos solos”, Hacer Familia nº 180, 1.II.2009

Llegó una vez un sabio itinerante a una ciudad y comenzó a gritar, en su plaza principal, que era necesario un cambio en la marcha de aquel país. El hombre hablaba y hablaba, y una multitud considerable acudió a escucharle, aunque quizá más por curiosidad que por verdadero interés. Y aquel hombre seguía poniendo toda su alma en aquellas palabras, pidiendo que cambiaran de una vez sus relajadas costumbres.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “No desfallecer aunque nos quedemos solos”, Hacer Familia nº 180, 1.II.2009″

Alfonso Aguiló, “Exigir con acierto”, Hacer Familia nº 179, 1.I.2009

Una mañana de primavera de 1991, Lorraine Monroe entra por vez primera en la Frederick Douglass School, una modesta escuela pública situada en la 149th Street de Harlem, en New York. El lugar no inspira mucho atractivo. Hay baldosas rotas, desperdicios por el suelo, cortinas desgarradas y otras muchas muestras de abandono.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Exigir con acierto”, Hacer Familia nº 179, 1.I.2009″

Alfonso Aguiló, “Educar la memoria”, Hacer Familia nº 178, 1.XII.2008

Gabriel García Márquez contaba aquel breve relato de un pobre desencantado que se arrojó a la calle desde el décimo piso, y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa merecía la pena ser vivida.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Educar la memoria”, Hacer Familia nº 178, 1.XII.2008″

Alfonso Aguiló, “Criterio propio”, Hacer Familia nº 177, 1.XI.2008

Era otoño, y los indios de una remota reserva norteamericana preguntaron a su nuevo jefe si el próximo invierno iba a ser frío o apacible. Como aquel jefe había sido educado en una sociedad moderna, no conocía la vieja sabiduría de su raza. Así que, cuando miró el cielo, se vio incapaz de adivinar qué iba a suceder con el tiempo. Para no parecer inseguro o dubitativo, respondió que el invierno iba a ser verdaderamente frío y que los miembros de la tribu debían recoger leña para estar preparados.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Criterio propio”, Hacer Familia nº 177, 1.XI.2008″

Alfonso Aguiló, “Decir la verdad”, Hacer Familia nº 176, 1.X.2008

Me lo contó hace años el protagonista de la anécdota y no se me ha olvidado. Un profesor de una prestigiosa institución educativa llega a su despacho, que comparte con otros compañeros. Nada más entrar, ve el cubilete de cerámica en el que pone los bolígrafos, que está roto en varios pedazos. Pero no están caídos en el suelo, sino recogidos los trozos y puestos en orden sobre la mesa. Alineados, los lápices, los bolígrafos y el abrecartas. Junto a ellos, una nota pidiendo disculpas: “Perdón. Se me ha caído. He sido yo.” Y su firma.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Decir la verdad”, Hacer Familia nº 176, 1.X.2008″

Alfonso Aguiló, “Tachar de ingenuos”, Hacer Familia nº 175, 1.IX.2008

A sus 23 años, Erin Gruwell parecía dispuesta a comerse el mundo, un día de otoño de 1994, cuando empezaba a trabajar como profesora en el Woodrow Wilson High School, un conflictivo instituto de Long Beach, en California. Los experimentos de integración racial en las aulas de aquella escuela no parecían estar dando los resultados apetecidos. Como profesora en prácticas, le asignaron la peor clase del instituto, la que nadie quería. Se encontró con un grupo de chicos de diferentes etnias, con problemas familiares y de adaptación social, incapaces de progresar en el estudio y a los que el sistema daba ya por irrecuperables. Lo único que aquellos chicos parecían tener en común era la rivalidad entre ellos y el convencimiento de que el sistema educativo se limitaba a retenerlos allí como fuera hasta que llegaran a la edad legal necesaria para abandonar la escuela.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Tachar de ingenuos”, Hacer Familia nº 175, 1.IX.2008″

Juan Manuel de Prada, “Curas pederastas”, ABC, 21.VII.2008

Hubo épocas en que los cristianos se acogieron a la disciplina del arcano, ocultando las cosas de la religión a los paganos, pues comprobaban que, por mucho que se esforzasen en explicarles los misterios de su fe, los paganos lo entendían todo del revés y propalaban, por ejemplo, que la Eucaristía consistía en comerse a un niño crudo y otras aberraciones semejantes. Ando en estos días preparando una antología de artículos del gran Leonardo Castellani, a quien últimamente tanto cito, para que los muchos lectores que en estos meses me han preguntado por él puedan disfrutar a la vuelta del verano en una edición accesible de quien, sin duda alguna, es el mejor escritor católico en español del siglo XX; y, entre el bosque de artículos suculentos que Castellani dio a la prensa, me tropiezo con uno titulado «¡Al arcano de nuevo!», en el que con su habitual gracejo propone volver a aquella disciplina de los primeros cristianos, viendo que los señores incrédulos de nuestra época se obstinan en creer que Jesús estuvo enamorado de María Magdalena o que la burra de Balaam se llama así porque milagrosamente una vez baló. Tratar de aproximar la religión a ciertas personas contaminadas por las más rocambolescas mistificaciones lo considera Castellani trabajos de amor perdidos; y propone jocosamente que, en lugar de deslomarnos escribiendo tratados de apologética que rechazarán (aunque luego crean en el espiritismo, o en el Progreso, o en cualquier otra chorrada, pues ya se sabe que cuando se deja de creer en Dios se empieza a creer en cualquier cosa), nos dediquemos a hacerles creer las trolas más jacarandosas. Por ejemplo: que al Papa todos los cristianos deben adorarlo como Dios; o que la Santísima Trinidad la componen la paloma del Espíritu Santo, el Cordero de Dios y el Buey de Belén. Trolas que, indudablemente, se tragarán; pues nadie hay más crédulo que un incrédulo profesional.

Continuar leyendo “Juan Manuel de Prada, “Curas pederastas”, ABC, 21.VII.2008″

Alfonso Aguiló, “No olvides lo principal”, Hacer Familia nº 173-174, 1.VII-VIII.2008

Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en los brazos pasaba delante de una caverna y escuchó una voz misteriosa que desde dentro le decía: “Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal. Y recuerda que, después de que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Por tanto, aprovecha la oportunidad, pero te repito: no olvides lo principal.”

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “No olvides lo principal”, Hacer Familia nº 173-174, 1.VII-VIII.2008″

Alfonso Aguiló, “Implicarse”, Hacer Familia nº 172, 1.VI.2008

Una mañana del año 1974, Muhammad Yunus recorría las calles de Jobra, una modesta población de Bangladesh que sufría una feroz hambruna. Yunus era un inquieto profesor universitario de 34 años, formado brillantemente en Estados Unidos y que había vuelto a su país para colaborar en el proceso de construcción nacional que se puso en marcha tras su declaración de independencia en 1971. Era Director del Departamento de Economía de la Universidad de Chittagong, y ansiaba que sus clases se adaptaran a la realidad que tan trágicamente vivía su país. Recorría las aldeas buscando el contacto directo con la gente y se preguntaba constantemente cuál era la raíz de sus dificultades para progresar.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Implicarse”, Hacer Familia nº 172, 1.VI.2008″

Alfonso Aguiló, “Servir a los demás”, Hacer Familia nº 171, 1.V.2008

Una noche de tormenta, hace ya bastantes años, un matrimonio mayor entró en la recepción de un pequeño hotel en Filadelfia. Se aproximaron al mostrador y preguntaron: “¿Puede darnos una habitación?”.

El empleado, un hombre atento y de movimientos rápidos, les dijo: “Lo siento de verdad, pero hoy se celebran tres convenciones simultáneas en la ciudad. Todas nuestras habitaciones y las de los demás hoteles cercanos están ocupadas.” El matrimonio manifestó discretamente su agobio, pues era difícil que a esa hora y con ese tiempo tan horroroso pudieran encontrar dónde pasar la noche. El empleado entonces les dijo: “Miren…, no puedo dejarles marchar si más con este aguacero. Si ustedes aceptan la incomodidad, puedo ofrecerles mi propia habitación. Yo me arreglaré con el sillón de la oficina, pues tengo que estar toda la noche pendiente de lo que pase.”

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Servir a los demás”, Hacer Familia nº 171, 1.V.2008″

Alfonso Aguiló, “Resistencia ante lo aparentemente inevitable”, Hacer Familia nº 170, 1.IV.2008

Sophie Scholl había nacido en 1921 y era hija del alcalde de Forchtenberg am Kocher. En 1937 sus hermanos fueron arrestados por participar ilegalmente en el Movimiento Católico de las Juventudes Alemanas, y eso le hizo vivir muy de cerca la agresividad y la perversión del nazismo.

En mayo de 1942 se matriculó en la Universidad de Munich, como estudiante de Biología y Filosofía. Su hermano, Hans Scholl, también estudiaba Medicina en el mismo lugar. Ambos comenzaron enseguida a frecuentar el trato con artistas, escritores y filósofos, especialmente con Carl Muth y Theodor Haecker. La cuestión que más debatían era cómo debía actuar un cristiano bajo aquella dictadura. No era una resistencia fácil, pues, por ejemplo, su padre acababa de ingresar en prisión por un comentario crítico sobre Hitler que hizo ante un funcionario.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Resistencia ante lo aparentemente inevitable”, Hacer Familia nº 170, 1.IV.2008″

Alfonso Aguiló, “Obediencia a la autoridad”, Hacer Familia nº 169, 1.III.2008

El experimento de Milgram fue un famoso ensayo científico de psicología social llevado a cabo por Stanley Milgram en la Universidad de Yale y descrito en 1974 en su libro “Obedience to authority”.

Sus experimentaciones comenzaron a raíz de que Adolf Eichmann fuera juzgado y sentenciado a muerte por crímenes contra la humanidad cometidos durante el régimen nazi en Alemania. Milgram se preguntaba cómo un hombre aparentemente normal, que no tenía nada contra los judíos, había podido ser tan activo partícipe del Holocausto y amparse siempre en la idea de que se limitaba a cumplir órdenes de sus legítimos superiores.
A través de anuncios en la prensa local de New Haven, Milgram buscó voluntarios para participar en un ensayo que se presentó como de “estudio de la memoria y el aprendizaje”. Les ofrecía cuatro dólares más una comida. Seleccionó a personas de diversas edades y estilos de educación. Un investigador explicaba la prueba al voluntario, junto con otra persona que se hacía pasar también por voluntario, pero que en realidad era un actor compinchado.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Obediencia a la autoridad”, Hacer Familia nº 169, 1.III.2008″

Alfonso Aguiló, “Vivir de tópicos”, Hacer Familia nº 168, 1.II.2008

Un grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro dispusieron una escalera y, sobre ella, un racimo de plátanos, de los que a los simios resultaban más apetitosos.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Vivir de tópicos”, Hacer Familia nº 168, 1.II.2008″

Alfonso Aguiló, “La valentía premiada”, Hacer Familia nº 166, 1.XII.2007

Sucedió hace ya unos años y lo contaba el propio protagonista del relato. «Estaba caminando por una calle escasamente iluminada una noche, ya un poco tarde, cuando oí unos gritos que provenían de detrás de unos matorrales. Alarmado, aminoré el paso para escuchar mejor, y me asusté al comprobar que eran signos inconfundibles de una lucha en la que, a unos pocos metros de mí, una mujer joven estaba siendo atacada.

»¿Me debía involucrar? Yo estaba bastante asustado pensando en mi propia seguridad y maldije el dilema ante el que encontraba en aquel preciso momento. ¿No debía simplemente correr al teléfono más cercano y llamar a la policía?

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “La valentía premiada”, Hacer Familia nº 166, 1.XII.2007″

Alejandro Llano, “La gran esperanza”, La Gaceta 7.XII.2007

El ambiente bronco y violento que tantas veces impregna la sociedad no surge de crispaciones coyunturales.

¿Qué me cabe esperar? Ésta es la pregunta decisiva que toda persona se hace a lo largo de su vida. Representa un interrogante acerca del sentido de nuestra existencia y del destino que nos aguarda. La formuló Immanuel Kant hace más de dos siglos y encuentra hoy una luminosa respuesta en Spe salvi, la encíclica sobre la esperanza que acaba de publicar Benedicto XVI. Lo que todos esperamos es vivir. Por eso la muerte se presenta ante nosotros como una profunda quiebra en la que parece que nuestras expectativas se hunden. Pero, bien pensado, lo que de verdad queremos no es una indefinida prolongación de los días del calendario. Aspiramos a más. El objeto de nuestro deseo es una vida plena, en la que —como dice el Papa— «la totalidad nos abraza y nosotros abrazamos a la totalidad». Anhelamos sumergirnos en «el océano del amor infinito», en la inmensidad del ser, desbordados por la alegría. Y esto, lo sabemos bien, no es algo que nos quepa alcanzar en esta vida. Continuar leyendo “Alejandro Llano, “La gran esperanza”, La Gaceta 7.XII.2007″

Juan Manuel de Prada, “El negocio de la vida”, ABC, 15.XII.2007

Las informaciones que diariamente nos suministra ABC nos permiten hacernos una idea del negocio cochambroso que se esconde detrás del aborto. Tras el escándalo de los mataderos barceloneses, ahora le toca el turno a Madrid. Fetos descuartizados y arrojados al contenedor de la basura, informes en blanco con la firma de psiquiatras inescrupulosos, historias clínicas de abortos clandestinos destinadas a la trituradora de papel… Puro estajanovismo al servicio del crimen industrial. Y, detrás de tanta ignominia, una procesión incesante de mujeres demolidas saliendo de los mataderos, expoliadas de la vida a la que prestaban su sustento, huérfanas del hijo que habían concebido, marcadas para siempre por una decisión que no habrían tomado si no las hubiese atosigado la necesidad o el miedo insuperable, perseguidas para siempre por la sombra de un crimen que no habrían cometido si alguien les hubiese hecho saber que no estaban solas, que el hijo que crecía en sus entrañas era valioso y único, que en la supervivencia de ese hijo se cifraba nuestra supervivencia social.

Continuar leyendo “Juan Manuel de Prada, “El negocio de la vida”, ABC, 15.XII.2007″

Alfonso Aguiló, “La decisión está en tus manos”, Hacer Familia nº 167, 1.I.2008

Hace casi dos mil años, había en una ciudad dos escuelas de enseñanza, dirigidas por dos sabios de renombre: Hilel y Shamai. Ambas eran exigentes y prestigiosas, y sus alumnos eran considerados por todos como una elite muy distinguida.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “La decisión está en tus manos”, Hacer Familia nº 167, 1.I.2008″

0. Presentation

Alfonso Aguiló

“Character and success in your life”
100 stories and reflections on the personal improvement
Translation by Manuel Hernandez Pujadas: manueljmj@wanadoo.es

 

ALFONSO AGUILÓ PASTRANA was born in Madrid in 1959. He has a graduation in civil engineering and y PADE of IESE, but he abandoned quickly the exercise of that profession to be dedicated to diverse works of educational ant formative nature. Since 1991 he is vice President of the European Institute of Studies of the Education (EISE) and since 2007 President of “Asociación Madrileña de Empresas Privadas de Enseñanza” (AMEPE-CECE Madrid) and since 2015 President of “Confederación Española de Centros de Enseñanza” (CECE). He has published more than two hundred articles in diverse magazines and specialized publications, as well as ten books on themes of education and anthropology:  “Your son from 10 to 12 years”, “To educate the character”, “Questions around the faith”, “The tolerance”, “Character and personal value”, “To educate the feelings”, “25 present-day questions about the faith”, “Is it reasonable to be a believer?” and “The God’s call”.  In 1999 he created in the internet the site www.interrogantes.net and he was Principal of Colegio Tajamar (2002-2013).

(1) interrogantes = questions

 

Many people do large investments of time, energy and money to expand each time more their own knowledge and to improve their own personal abilities.  Nevertheless, most of the times those people present later serious lacks in which refers to the education of their own character: pessimism, indecision, disorder, insecurity, dependence of the states of spirit, difficulty to work in team or to relate to the others, or other defects in their way to be that suppose an important ballast, not only for their worth as professionals but also for their happiness and their fulfillment as persons.
The character of a person is, very often, what marks the ceiling of his possibilities in the professional area and in his family or friendship relations. Most of the times, what lacks us is not more know-how, titles or languages, but a better relation with the others, to dominate the states of spirit, to learn to organize us, to manage to be cordial and optimistic, to understand better the alien and the own problems, to cultivate more what gives light and sense to our life and so on. Almost everyone senses that he would have to improve in many of those aspects, but few know how to achieve it.  Through stories, examples and anecdotes of the everyday life, in these pages there are reflections on how to accede to that change: a change that passes for changing ourselves and in many cases by changing before our perception of the problems.

 

Summary

I. Character and personal improvement

1.  The force of the education
2.  Seeing in others our defects
3. To become adult
4.  The force of the expectation
5.  Intelligence guided intelligently
6.  Intelligent reactions
7.  Happiness and money
8.  The attraction of the virtue and of the goodness
9.  The risk of the slowness
10.  Sense of humor

II. To rely on the others

11.  Personal interdependency
12.  Playing in team
13.  The abyss of the solitude
14.  To allow the others to convince us
15.  The reasons of the others
16.  The forms are important
17.  Way of explaining and brains
18.  Spontaneity, to where?
19.  Having conversation

III. Be centered in the others

20.  The exaltation of the ego
21.  Believing in the others
22.  Fear to the interference
23.  Corresponding
24.  The little glass in the eye
25.  People interested in the others
26.  To give energy to the others
27.  The true love
28.  The false compassion

IV. Liberty, ideals, commitment

29.  The ideals of the youth
30.  To feel interpellated
31.  Question of habits
32.  The impatience of the men
33.  The moral solitude
34.  Simple solutions
35.  Human models
36.  The shadows and the fears
37.  Religion and moral education
38.  Respect to the sacred

V. Character, autonomy and authority

39.  Latent decisions
40.  Authority and authoritarianism
41.  The theory of the germs
42.  An exterior impulse
43.  Learning to say”no”
44.  Independence and education
45.  Closed minds
46.  The judgment of the children
47.  Self-control and coherence
48.  The problem of being a fool
49.  The great men

VI. Overcoming the difficulty

50.  The miracle of the perseverance
51.  The test of the pain
52.  The blows of the life
53.  The interior liberty to elect
54.  Intelligent memory
55.  Successes and failures
56.  Be recovered
57.  The pain of the others
58.  Defending the rights of the others
59.  The human will

VII. Constancy and tenacity

60.  The man that planted trees
61.  Tenacity
62.  The passiveness
63.  Expectations of failure
64.  To escape to the past or to the future
65.  Investing in the future
66.  Willfulness
67.  Illnesses of the will
68.  Living better with less
69.  Austerity and temperance
70.  The mirror of the desires

VIII. The risk of the addiction

71.  The myth of Sísifo
72.  Inadvertent addictions
73.  The lion and the gazelle
74.  The avoidability of the disaster
75.  Addictions and love
76.  Love and liberty

IX. The risk of feeling oneself a victim

77.  The inner dialogue
78.  The spiral of the complaint
79.  The comfort of the rout
80.  The rhetoric of the self-considered victims
81.  The temptation of the innocence
82.  The sound barrier

X. Pride and egocentrism

83.  Arrogance I?
84.  Escaping from oneself
85.  The spiral of the grudge
86.  The sense of fault
87.  The risk of the self-deception
88.  The control of the wrath
89.  The satisfaction of the desires
90.  A new code

XI. Reflection and renewal

91.  Resistance to be renewed
92.  The power of the language
93.  The sorrow of reading
94.  Capacity of admiration
95.  Coherence and proximity
96.  To take risk to loose
97.  A head well furnished
98.  The true culture
99.  Eagerness to learn
100.  The tacit knowledge

Alfonso Aguiló, “Decidir en conciencia”, Hacer Familia nº 165, 1.XI.2007

Jean Bernard es un sacerdote luxemburgués de treinta y cinco años, cautivo en el campo de concentración de Dachau. Lleva diez meses en el “Pfarrerblock”, un pabellón en el que están prisioneros 2771 sacerdotes y religiosos de toda Europa.

Un día de febrero de 1942, Jean Bernard es liberado y devuelto a su Luxemburgo natal. No se le dan explicaciones hasta que ya está allí. En realidad, aquello son sólo nueve días de libertad para que visite a su Obispo y le convenza para que haga una declaración de apoyo a Hitler, con objeto de intentar romper así la total resistencia del clero católico local. A cambio, las autoridades alemanas le ofrecen respetar su vida, la de su familia y la de los demás clérigos prisioneros. Si huye, o si el objetivo no se logra, los veinte sacerdotes luxemburgueses de Dachau serán ejecutados.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Decidir en conciencia”, Hacer Familia nº 165, 1.XI.2007″

Alfonso Aguiló, “Sufrir por una buena causa”, Hacer Familia nº 164, 1.X.2007

El día 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks regresaba a casa después de su jornada de trabajo como asistenta y costurera en Montgomery, capital del Estado de Alabama. Subió al autobús que recorría Cleveland Avenue. Vio unos sitios libres en la zona central y se sentó. Eran unos asientos que estaban permitidos a personas de color, pero que, de acuerdo con las leyes de segregación entonces vigentes, debían cederse a los blancos si estos no tenían asiento en los diez primeros puestos, que ya estaban reservados en exclusiva para ellos. Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “Sufrir por una buena causa”, Hacer Familia nº 164, 1.X.2007″

Caso práctico de Educación del carácter nº 1

SITUACIÓN:

Natalia tiene 14 años y es muy tímida. Sus padres no saben bien por qué, pero desde muy pequeña es así. Tienen la impresión de que no han conseguido acertar en este punto en su educación, y que incluso ellos mismos han debido tener bastante culpa, pues al verla tan tímida han tendido siempre a protegerla más de lo debido.

Se lo han planteado varias veces en los últimos años, y han probado diversos sistemas que pensaban que podían ser útiles, pero todos han tenido poco éxito. Primero quisieron que hablara e hiciera demostraciones de naturalidad delante de otras personas, o forzarla un poco a hablar en público, pero sólo conseguían pasar todos un mal rato. Luego pensaron en hablar directamente con ella sobre el asunto de su timidez, pero no consiguieron arrancarle ni una palabra en claro. Finalmente, se empeñaron en apuntarla en el grupo de teatro del colegio, para que se soltara un poco, pero ella se negó rotundamente. Continuar leyendo “Caso práctico de Educación del carácter nº 1”

Caso práctico de Educación del carácter nº 2

SITUACIÓN:

Raúl tiene 15 años y es el pequeño de tres hermanos. Sus padres no saben bien por qué, pero desde hace varios meses muestra una creciente tendencia a criticar a todo el mundo. Demuestra tener una notable agudeza para captar los defectos de los demás, y se siente impulsado a manifestar lo que él considera flagrantes faltas coherencia.

Sus padres procuran decirle que no está bien criticar con tanta dureza a la gente, que debe ser más comprensivo, etc. Ante esas razones, Raúl suele indignarse más aún, y dice cosas como “¿por qué no voy a decirlo si es verdad?”, o “me parece una hipocresía callarse lo que uno piensa: si no es verdad, que me lo demuestren”. Continuar leyendo “Caso práctico de Educación del carácter nº 2”

Caso práctico de Educación del carácter nº 3

SITUACIÓN:

Silvia tiene 16 años y es la mayor de la casa. Tiene un carácter muy vivo. Sus padres están preocupados. Lo han comentado entre ellos muchas veces: “A esta chica le cuesta mucho aceptar la autoridad. Tiene demasiado orgullo. Siempre quiere tener razón.”

Piensan que es cosa de la edad, y tienen la esperanza de que se le pase, pero entre tanto les preocupa bastante el mal ejemplo que da a sus hermanos pequeños con los frecuentes conflictos que se organizan en casa por culpa de su mal carácter. Continuar leyendo “Caso práctico de Educación del carácter nº 3”

Caso práctico de Educación del carácter nº 4

SITUACIÓN:

Tomás es un gran empresario, hecho a sí mismo. Empezó con muy poco, y ahora, con menos de cuarenta años, tiene ya un patrimonio nada despreciable. Eso sí, le lleva un trabajo enorme. Viaja mucho, come y cena casi siempre fuera de casa y, la verdad es que apenas puede pasar tiempo con su mujer y sus dos hijos.

De vez en cuando piensa en que las cosas no deberían ser así, pero casi nunca esas ideas le duran mucho. La urgencia de atender miles de compromisos le hace olvidarlas pronto. Lo que sí advierte es que se enfría cada vez más la relación con su mujer y sus hijos. Se hablan poco, viven como indiferentes unos de otros. Se ha creado un clima de individualismo, de mucho consumo y poca preocupación por los demás, y los roces surgen de modo inevitable a la menor ocasión.

Un día, al volver a casa, palpa esa realidad de un modo muy doloroso. Además, durante las últimas semanas ha sufrido varios reveses importantes en sus negocios, a causa de unas operaciones importantes que han fallado por la deslealtad de uno de sus socios. Tomás siente una gran sensación de fracaso vital, una frustración que jamás había imaginado que pudiera llegarle a él, tan acostumbrado siempre a triunfar: “He sacrificado casi todo por el trabajo, y ahora se me hunde, y me encuentro sin ilusión por trabajar, y además veo que, por mi culpa, estoy sin el cariño de mi mujer y de mis hijos”. Continuar leyendo “Caso práctico de Educación del carácter nº 4”

Caso práctico de Educación del carácter nº 5

SITUACIÓN:

Natalia tiene 18 años y acaba de empezar su carrera universitaria. Es una chica muy activa. Todo le atrae y le interesa. El problema es que no sabe medir bien sus posibilidades y se ilusiona con muchas cosas que nunca consigue terminar. Llega tarde a todo, se le olvidan las cosas, y se siente agobiada por no poder cumplir lo que se ha comprometido a hacer.

El curso avanza y el susto de los primeros exámenes es tremendo. Ha suspendido todas las asignaturas menos una. Está estresada y hundida. Continuar leyendo “Caso práctico de Educación del carácter nº 5”

Caso práctico de Educación del carácter nº 6

SITUACIÓN:

Los padres de Luis están preocupados. Advierten en su hijo una cierta insustancialidad de fondo que les inquieta. Ven que su cabeza está ocupada casi siempre por la música, el fútbol, las modas de cada momento… y poco más. Es cierto que siempre ha sido buen estudiante, pero ahora parece que está dejando de serlo. Dice que no se concentra, que le aburren todas las asignaturas, que este año ha tenido muy mala suerte con los profesores, que son todos insoportables. Continuar leyendo “Caso práctico de Educación del carácter nº 6”