Alfonso Aguiló, “¿Daños colaterales?”, Hacer Familia nº 311, 1.XII.2019

Un periodista deportivo jubilado de 86 años, llamado Horst Rippert, explicó en una entrevista publicada en 2008 que fue él quien, ya en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial, pilotaba el caza alemán que el 31 de julio de 1944 derribó el avión francés guiado por Antoine de Saint-Exupéry, mítico autor de “El principito”.

A las 8.45 de la mañana, Saint-Exupéry había despegado desde la base aérea de Borgo-Poretta, al norte de Córcega, para realizar una misión de reconocimiento fotográfico preparatoria del desembarco aliado en las costas de La Provenza.

Continuar leyendo “Alfonso Aguiló, “¿Daños colaterales?”, Hacer Familia nº 311, 1.XII.2019″